Después de una temporada, y habiendo seis más, han quitado Scrubs. Idiotas.

[Suena Candle in the Wind, de Elton John]

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estas reseñas, edición de San Juan, solsticio de verano. Esta semana, especial DC, con todo lo que quedaba del mes. Menos novedades que otros meses, menos mal. Desgraciadamente, falta una cosa importante, y es el nº4 de Crisis Infinita. Por el amor de Dios, Planeta, ¿tanto despreciais a vuestros lectores que no podeis sacar a tiempo el comic que transcurre antes que casi todo lo que habeis sacado este mes de DC, que en algunos casos, no se puede leer sin haberlo leido antes? Debería haber sido lo primero en salir, como otros meses, o incluso haber salido un mes antes, no un mes después. Hasta el final, están jodiendo la manera de leer el crossover, es increible.

Novedades americanas, muchas de Marvel esta semana para compensar: La primera es claramente Guerra Mundial Hulk, ya que en Marvel siguen con sus guerras entre heroes, sólo que con cada vez peores nombres. Y es… bueno, es Hulk Aplasta, pero multiplicado por cien. Hasta donde esas cosas van, no está mal, pero tiene dos problemas: Primero, que como crossover se va a volver terriblemente repetitivo (y no ayuda el hecho de que la mayoría de series importantes vayan a pasar de él, así que está claro que no va a afectar mucho, y está sólo para hacer ventas), y segundo que se basa en una historia terriblemente estúpida y en personajes actuando de manera contraria a su personalidad establecida, y le va a costar mucho superar eso, si lo supera.

Luego está una nueva miniserie de Namor (o el Hombre Submarino, lo que sea), esta vez enfocandolo como un drama político. Es un buen enfoque, el problema, aparte de usar elementos de Guerra Civil, es que para que funcionase bien, Atlantis tendría que ser creible como un país de verdad e importante, y no lo es en absoluto. Pero al menos va en la dirección correcta con el personaje.

Y luego está Arcana Mística, una miniserie que se supone que explica el mundo de la magía en Marvel, algo como sus Libros de la Magia. Y como cosa positiva, al menos la parte de explicación mágica está escrita por alguien que realmente sabe sobre el Universo Marvel, a diferencia de otras cosas similares que han hecho últimamente, y escribe magia comprensible. Lo curioso es que eso es sólo la mitad de cada número, la otra serán historias mucho más convencionales vagamente conectadas sobre varios superhéroes místicos. Más para el fan veterano, pero al menos está bien.

Oh, ¿y la última revelación supuestamente importantisima en Nuevos Vengadores? Un poco ridícula. Tiene potencial, eso si, pero dado que es cosa de Bendis, y como han desaprovechado todo potencial en Marvel en los últimos años, mejor no esperar mucho.

Hablando de algo similar, ¿el final de la última saga de Flash, también supuestamente impactante? Bueno… ha sido todo un montaje bastante inútil, parece ser. La dirección editorial de DC empieza a ser también desesperante.

Y con esa nota tan positiva, pasamos a las reseñas:

52 Nº6: Portada chula en plan poster de película, presentando a los tipos nuevos, y título chulo y apropiado. Este es un número con predominancia de Geoff Johns. La parte central es de Black Adam, y es una precuela a la primera escena de Linterna Verde de Un Año Después, viendo una situación similar, pero desde el otro lado, viendo como empieza la situación que lleva a que un año después tengan esos conflictos. Es un uso bastante bien pensado del contar historias entrelazadas a dos tiempos distintos. Además, sirve para presentar a los Diez Grandes, los superfuncionarios chinos en la carrera super-armamentística. Creaciones de Morrison y diseños de Jones, tienen muchas ideas chulas, y un aspecto verdaderamente chino, diversidad cultural y nombres de traducción complicada incluidos, aunque un par pequen de estereotipos del lugar (la Madre de Campeones especialmente) Será interesante verles desarrollarse, y esta historia en concreto muestra bien como funciona la política con superpoderes, y enseña que la actitud de Black Adam sirve para causar tensión de maneras que no implican partir a gente en pedazos (para alegría de algunos y decepción de otros, nadie es despedazado esta vez). Luego, tenemos el segundo de los “Martes con Morrow”, que sigue sin estar claro con cual de las otras historias está conectado, si es que con alguna. Coescrito por Morrison, esta vez nos dicen poco que no nos dijeran la otra vez, aunque hay un par de posibles pistas sobre quien está capturando supercientíficos. Y luego está la parte de Booster. Primero hay una secuencia escrita por Waid que hace que pase de “capullo egocéntrico” a directamente pseudo-villano, lo cual realmente es pasarse, especialmente porque es algo completamente innecesario dentro de la historia. Más interesante es la otra parte, ya escrita por Johns, volviendo al otro tema mucho más interesante de “El Tiempo está roto”, siguiendo una pista de un número anterior que presenta, no ya un misterio, sino un par de docenas. Es una escena chula que desemboca en uno de los jueguecitos de la serie, una página doble llena de pistas que de forma críptica, dice todo lo que va a pasar en la serie, e incluso en varias de las demás, (aunque un par de cosas estén mal traducidas) y termina en una revelación ambigua que lanza a la trama a un sitio bastante más interesante. El dibujo vuelve a ser de Bennet, que hace un trabajo muy bueno en todos los aspectos. Y en el complemento, Jurgens se ventila en 4 páginas todo lo que pasó en DC entre el 87 y el 94, que juraría que es el contenido interesante que merecería expandirse, y no lo que hemos tenido hasta ahora. Es un resumen competente pero seco y muy por encima, y resulta gracioso y triste ver que Jurgens aprovecha para mencionar a alguien tan insignificante como Waverider sólo porque es creación suya. Muy Recomendado (10)

Catwoman Vol.2 Nº1: Siguiendo el nuevo formato de Planeta, esta es otra de sus series rotativas, sólo que como aquí se van a rotar tres, a efectos prácticos serán tres series triples trimestrales. Podría ser peor. Empiezan por la que continua directamente y ya estaban publicando, Catwoman. La cosa es que aunque Pfeiffer continua con los mismos personajes, y hasta cierto punto las mismas tramas (sobre todo la de la merecida muerte de Máscara Negra en el número anterior), aprovecha el Año Después para presentar una nueva situación que cambia bastante la dirección de la serie. Y esa dirección es problemática, porque aunque da para historias interesantes a corto plazo, a largo plazo es una idea problemática, tanto para la serie como al personaje. No hay muchas direcciones a las que ir sin caer en problemas. Pero bueno, de momento sirve para poner a Selina y a Holly en situaciones distintas, empezar un misterio (la opción más obvia se descarta enseguida con un bonito cameo) y en general darle emoción y sorpresa a la serie. Los adversarios esta vez son muy poca cosa (aunque un olvidado villano de Batman hace una reaparición muy interesante en un subargumento) pero es lo de menos, porque lo interesante son las reacciones de los protagonistas ante toda la situación. Nada inesperado, y algunos subargumentos son más interesantes que otros, pero en general es un trabajo sólido. El nuevo dibujante es David Lopez, que es una buena elección, ya que al igual que en Angel Caido, tiene un ambiente urbano pero no aplastantemente oscuro ni deprimente, hasta cierto punto realista pero podiendo meter elementos fantásticos sin que queden fuera de lugar, y una protagonista femenina que no cae en estereotipos. Es cada vez mejor, y precisamente en este último punto hace un buen trabajo sutil. Precisamente eso hace más puñetera la portada, ya que no sólo el dibujante no dibuja al personaje que toca de manera que se parezca lo más mínimo, tampoco sabe dibujar el traje bien, añadiendole estúpidos tacones enormes a una ladrona sigilosa. ¿Es que no puede Hugues dejarse sus puñeteros fetiches en su casa y dibujar lo que tiene que dibujar? ¿O es que ha perdido completamente la capacidad de dibujar cosas que no sean pseudo-porno? Recomendado (7)

Cuarto Mundo de John Byrne Nº3: Empieza con una pelea entre los varios personajes de siempre que no va a ninguna parte, y luego varios cambios fácilmente reversibles que no van a ninguna parte. Y luego empiezan a publicar Genesis, universalmente reconocido como, si no el peor crossover que ha hecho DC, (Hora Cero es dura competencia) al menos el más inútil. El hecho de que hayan editado Genesis en español es un motivo más para demostrar que se están pasando publicando cosas que no tienen razón para ello. Es un crossover genérico (los superhéroes se ven afectados por la idea principal, en este caso una absurda y aleatoria perdida de poderes, y se reunen para enfrentarse a la vaga amenaza, con varios cortes de escena para meter crossovers) empeorado por el mal estado de DC en el 97 (Blueperman, Artemisa, KaraKangrejoKyle, varios grupos olvidables), una amenaza vaga y confusa que no tiene nada interesante (incluyendo una invasión alienígena gratuita que se toma como si fuese gran cosa en vez de lo normal), ninguna clase de sensación de gran aventura, y ni un solo momento bueno de caracterización de los protagonistas, o de ingenio. Es prácticamente una historia generada con plantilla. Encima, ni siquiera tiene el dibujo de Byrne, sino de Ron Wagner, que es competente en su mejor momento. Activamente olvidable. No Recomendado (3)

Doom Patrol Nº20: Final de la serie, a efectos prácticos (continuo con otro autor un par de años más, pero era bazofia Vertigo muy olvidable), con tres finales consecutivos. Primero el final de la gran amenaza del Candilero, que realmente es una pelea superheroica, tradicional para esta serie, pero bien hecha. No de las de pegarse con el villano, sino de las de “Oh, Dios mio, el villano es omnipotente, estamos condenados”, y tratar de montar una estrategia para derrotarlo mientras huyes de él. Muy buena sensación de apocalipsis, y de usar todos los elementos de la serie para acabar con el villano, incluido uno del Universo DC a estas alturas, que parece que le gusta a Morrison. Las cosas se ponen aún mejor en el siguiente capítulo, que es el epílogo del Apocalipsis, y final para el grupo. Morrison cierra el tema de la gente extraña tratando de buscar su lugar en un mundo en el que no tienen cabida, y de realidad vs imaginación, de manera fantástica, dandole un final a cada personaje, a ratos gracioso, melancólico, reflexivo y alegre, volviendo a todos los puntos fuertes de la historia. Y luego está el epílogo, dedicado a Crazy Jane. Y la verdad, es capaz de rivalizar con el final de Animal Man como el mejor final de una serie de Morrison, o ya puestos, de una serie de comic en general. Partiendo de un cabo suelto de la última saga, Morrison cuenta una historia original, humana, dramática e increiblemente emotiva. La premisa se ha hecho otras veces (Buffy la hizo famosamente años después), pero a diferencia de esas otras, al ser el final de serie, la resolución no está tan clara, y queda maravillosamente ambiguo. Olvidate de los elementos superheroicos y la rareza imaginativa, esta es una historia que va al nucleo de la serie, y de buena parte de la obra de Morrison, de la gente rara y el mundo maravilloso de imaginación en sus cabezas contra el aburrido mundo de fuera, que tiene que resonar por fuerza con cualquiera con algo de vida interior, independientemente de que lea comics (aunque por motivos obvios probablemente más con muchos de ellos) o la serie hasta ahora. Suficiente para hacerte llorar, o al menos sentirte mal, y a la vez extrañamente reconfortado. Es maravilloso, y un testamento de lo genial que ha sido la serie, una de las mejores series completas de DC. Si no has comprado esta serie por el precio, o por ser demasiado rara, o lo que sea, te has perdido algo especial. Ahora sería buen momento para reemplazarla por otra maravillosa y especial serie completa para adultos, Starman. Y tampoco estaría mal que editaran Flex Mentallo, que aunque no tiene mucho que ver, merece la pena. Muy Recomendado (10)

Gotham Central: Josie Mac: Siguiendo la tendencia española de publicar las cosas desordenadas, aquí tenemos la historia de Josie Mac, una de las protagonistas de GC, que es la única conexión con la serie, porque son autores completamente distintos, y precede a la serie. A decir verdad, es un orígen, así que el desorden no molesta mucho. La cosa es que cuando relanzaron Detective Comics en 2000, además de la historia de Batman que ya se vio, se empezaron a publicar seriales de 8 páginas al estilo clásico, y uno de los primeros (el tercero, exactamente, el segundo siendo el prólogo a la serie de Catwoman que ya publicaron) fue la presentación de una nueva detective con poderes paranormales. Por eso usan la primera página como portada, porque no hay otra cosa. Escrito por Winick, pero el Winick que aún escribía bien de hace años. Y la verdad es que se parece bastante al estilo de Gotham Central, pero con algunas salvedades. La historia está más centrada en la introspección y vida personal de la protagonista que en la acción, y de hecho hay mucha menos acción, porque Josie es un personaje más de investigar y menos de disparar. Es una buena historia personal, presentando al personaje, con una personalidad agrdable sin caer en tópicos y como sus poderes bastante originales (con suficientes limitaciones como para no resolver todo automáticamente) afectan al modelo de historias policíacas, que está hecha bastante bien, sin las tonterías de ahora de Winick, con personajes y diálogo creibles, y un desarrollo a buen ritmo apropiadamente sedado. El dibujo es de Cliff Chiang es casi tan bueno como sus trabajos después en la otra serie, muy efectivo, aunque hace un Batman muy año uno. Si quitaramos a Batman, sería una buena película de policías, y de por si, no es Gotham Central, pero es una buena historia similar que recuerda que Winick hubo un día que si que merecía estar escribiendo. Recomendado (8)

Hellblazer: Mala Sangre: Esto es una miniserie con el retorno de Delano al personaje que le hizo famoso. Sin embargo, no es una historia de terror o magia, ni es nada oscuro, no tiene nada de eso. Es más bien un thriller político con algo de ciencia-ficcion. Similar a su 2020 Visions, de hecho. El problema es que, más que esa, es un producto de su tiempo, y está bastante desfasado. No ya porque el futuro no haya ido en absoluto por la dirección en la que especulaba Delano (sino que de costumbre, no ha cambiado realmente casi nada), sino porque el tema ya no es precisamente de actualidad, no es que tampoco lo fuese mucho cuando escribió esto hace 7 años. En Planeta casi aciertan, si lo hubieran retrasado dos meses, habría coincidido con el 10º Aniversario de La Muerte. Si, es una historia sobre Lady Di y su descendencia, a estas alturas. Como resultado, la mayor parte de la satira y especulación fracasa absolutamente, a menos que seas un fanático de la realeza británica y sus líneas sucesorias, que a estas alturas, ni siquiera la mayoría de los británicos lo son, mucho menos fuera de allí. Pero bueno, si ignoras eso, es una historia decente de conspiraciones y misterios políticos, con un Constantine viejo pero aún astuto y manipulador. Nada del otro mundo, pero el dibujo de Bond hace resaltar la historia con su mucha expresividad y capacidad de crear personajes y sitios coloridos y vivos, y en general hacerlo parecer una satira ligeramente desmadrada, que es su fuerte. Muy distinto de lo normal de Hellblazer, y no es gran cosa, pero es legible. Recomendado (7)

Leones de Bagdad: Esto es una novela gráfica original escrita por Brian Vaughan, que fue uno de los lanzamientos señalados del año pasado. Es una de esas historias que quedan muy importantes y adquieren mucha relevancia. Es una fábula, basada en hechos reales, sobre un grupo de leones que escapan de un zoo de Bagdad durante la reciente invasión americana. Es en plan Rey Leon, es decir, los animales hablan entre si como humanos, pero siguen teniendo aspecto y comportamiento animal, y transcurre en el mundo real. Y es, como era de esperar, una gran muestra de cómo funciona el mundo animal, como funciona el mundo de los humanos, y que pasa cuando intersectan, y los problemas, parecidos y diferencias que eso causa. La moraleja es bastante poco sutil y original, la verdad, pero al menos no machaca con ella y sólo la presenta cuando toca, y sin politiqueos, es mucho más general (es decir, podría haber ocurrido en cualquier otra guerra, probablemente) Pero bueno, aunque la idea esté demasiado clara, y la estructura sea la típica de estas historias, la caracterización e interacción entre los animales es maravillosa, en el extremo bueno de las series de Vaughan, sin poder recurrir a referencias culturales o chistes, sólo mostrando la humanidad de estos personajes supuestamente poco humanos. Es un viaje cautivador, con un final muy emotivo, de los que hacen llorar. El dibujo de Niko Henrichon (que había hecho algunas cosillas antes, como la ng Barnum, pero nada famoso) es igual de maravilloso, dandole auténtica vida a la historia, y queda precioso. Un comic muy bueno, que sería una excelente película de animación, si se atreviesen a hacer cosas algo más adultas de lo que suelen hacer las grandes. Muy Recomendado

Manhunter Nº7: Pegamos aquí también el salto a Un Año Despues, sólo que aquí es a mitad de número. Destacable es el hecho de que sigue sacando a Obsidian, de manera que no se parece ni lo más remoto a como ha sido nunca el personaje. Es un personaje caracterizado por depresión y oscuridad, recuperandose de una enfermedad mental, y además, un año después, tiene que aceptar la muerte de su hermana con la que tenía una relación muy íntima. No tiene ninguna coherencia interna tenerle completamente contento y feliz en todo momento. Eso no es dar una imagen positiva de un personaje gay, es proyectar una fantasía en un personaje al transformarlo mágicamente en un estereotipo que no tiene nada que ver. De todas maneras, es un ejemplo de lo bruta que es la caracterización en esta serie, donde todo es o blanco o negro, de la manera más burda posible. Obsidian y su novio son gays, en todos los sentidos de la palabra, y cada vez que aparecen o hablan es para recordarnos que son gays, porque son gays y hacen cosas de gays. Mr Huesos, que se reveló que era negro en Infinity Inc y no se le dio importancia porque no la tiene, aquí tienen que mencionarlo varias veces, aun después de mostrarlo, por si no queda claro, tiene un personaje negro, que es negro. Y así todo: Manhunter es dura, y todos sus diálogos son para mostrarnos lo durisima que es, sólo que no le salen bien a Andreyko, y son de los peores intentos de imitar la chulería graciosa de la Autoridad y similares que he visto. Los malos son depravados, y cada vez que hablan son para mostrar eso también, igual de mal. Y así. Es una serie muy mal hecha. Y el contenido tampoco es para tirar cohetes: Primero concluye una pelea bastante insignificante entre Manhunter y un loco sin interés, pese a su relación. Y después se presenta el nuevo status quo, que es potencialmente interesante en los conflictos que podría despertar. Pero dada la poca profundidad de caracterización, el conflicto no va a ninguna parte, ni interno ni externo, y sólo se hace lo obvio. Al menos el dibujo de Javier Pina es agradable, y Andreyko parece haberse documentado un poco más en como funciona un juicio. No Recomendado (3)

Siete Soldados: Mister Milagro: Ah, da gusto ver los nombres traducidos hasta este punto. Ojalá hiciesen lo mismo con Linterna/Flecha Verde. Esta es la séptima y última miniserie del evento modular de Morrison, aunque en realidad era la quinta, un respiro antes de las otras dos que tenían las revelaciones importantes. Aunque casi entiendo que la hayan puesto la última, porque es muy difícil de encajar con el resto. De hecho, descontando una escena en el nº4, que además rescata a estas alturas a un personaje de la historia original de los 7 Soldados, no hay ninguna conexión aparente con los Sheeda ni el resto de las miniseries. Tampoco está muy clara la conexión con el Universo DC hasta el final, y aún así queda ambigua. La idea aquí es que el protagonista no es el de siempre, sino Shilo Norman, el Mr Milagro aprendiz de toda la vida, que ahora es el oficial y una celebridad. Pero algo anda mal, porque no recuerda nada de los Nuevos Dioses, y de repente se mete de cabeza en toda su guerra cósmica. Y de manera similar al revival actual de los Eternos, han sido humanizados. Así que el género esta vez es mezcla de mitología con rollo urbano moderno, y los malos son Darkseid y cia en forma de mafiosos y pandilleros. El tema parece ser si la ambigüedad entre si los Nuevos Dioses no son más que el símbolo de una lucha interna eterna en la humanidad, o si realmente son entidades cósmicas metidas en cuerpos humanos, definido con un Shilo que no sabe si tiene una crisis de mediana edad o si realmente está metido en una guerra cósmica, y si realmente importa, porque en cualquier caso, va a tener que superar sus traumas para afrontarlo, que es donde enlaza con los temas de 7S. En eso y el otro tema principal de “Anti-Vida vs Libertad” que siempre ha estado en el Cuarto Mundo, que no sólo entiende perfectamente Morrison y explica mejor que nunca, encajan perfectamente con las ideas de corrupción y mitología del evento. Además, hay unas cuantas ideas chulas.

El problema es que está todo contado de manera confusa, y algunas escenas no fluyen como deberían, en parte por culpa del dibujo. El primer capítulo presenta la historia decentemente, con la parte del viaje heroico donde el héroe se niega a aceptar lo raro. La segunda tiene las primeras revelaciones, pero el héroe sigue sin aceptar su destino. Y en la tercera viene el conflicto, hecho de manera muy divertida, a base de renovar un villano apokoliptiano como su nueva nemesis, con un final muy bestia. Pero la cuarta parte, donde el héroe acepta su papel… bueno, confuso es quedarse corto. Tienes que leer tres veces como mínimo la historia entera para captar algo. Al final, si pones de tu parte, te enteras de la revelación personal en el centro de la historia, de la conexión lateral con las otras miniseries, y de cómo encaja esto con la continuidad anterior de los personajes (e incluso con Crisis Infinita), pero cuesta bastante, y se pasa un poco del “dejar las cosas ambiguas para que el lector piense” y el “ser un follón confuso”. Encima, es la única miniserie que cambia de dibujante, porque Ferry se largó a Marvel tras el primer número, y de su dibujo bonito aunque algo confuso y con color raro, pasamos al dibujo mucho más simple pero aún más confuso de Billy Patton primero y Freddie Williams II después, que llegan a ser bastante feos y le quitan el ambiente, no estando ni de lejos a la altura de las miniseries. La peor de las miniseries con diferencia, si tienes que pasar de una, que sea esta, aunque aún así, tiene sus muchas cosas buenas escondidas. Recomendado (7)

Superman Vol.2 Nº1: Se supone que aquí empiezan las nuevas etapas de Action Comics y Superman, pero no lo hacen realmente, lo que hacen es meter la pata. No ya por la prisa (sólo hay 9 números con la edición americana ahora mismo, cuando las demás series llevan 12 o así) que se podría haber usado por otras cosas. El problema es que aunque empieza la etapa Busiek/Pacheco en Superman, en Action no empiezan Johns/Donner/Kubert, porque estos sólo producen un número cada 3 meses o así. Así que en Action vienen antes 3 números también de Busiek, con ayuda de su colega Nicieza y el dibujante de la saga anterior, que precisamente continua de esta, teniendo a Superman adaptandose a haber vuelto a la acción. Lo lógico habría sido publicar primero esos números y después las etapas regulares que van después. Pero en Planeta son así de cerriles respecto al formato, o de ineptos respecto a leer las cosas en un orden lógico, así que tienes primero una historia, y luego una historia del mismo autor que transcurre antes. Genios. En cualquier caso, la primera historia es una historia a lo Astro City, (de hecho, es algo así como la inversa del primer número) narrando en primera persona un día en la vida de Superman, tanto en acción como en vida cotidiana. Eso sirve para meternos en la mente del personaje muy bien, primero, para establecer las cosas básicas de Superman en esta etapa, segundo, y para presentar personajes y situaciones nuevas para la etapa, tercero. Y eso es, básicamente es una historia de Superman clásica bien hecha, con una manera de contarla original que funciona bastante bien, y algunos elementos potencialmente interesantes para siguientes historias. Incluido un enlace curioso con 52. El dibujo de Pacheco es bastante bueno, aunque haya algunas poses raras, y el peinado de Lois sea horripilante. Y luego está la historia, que es más una historia de acción convencional, con varias estrellas invitadas, y un nuevo villano alienígena en la tradición de Superman, bastante divertido. No está mal para este tipo de historias, y el dibujo de Wood sigue siendo generalmente bueno, aunque le falte algo de detalle. Buen comienzo para la nueva etapa, lástima de la mala edición. Recomendado (8)

Titanes Nº3: Fin de la etapa Grayson, más los primeros números de Jay Faerber, que ya hizo un buen trabajo con familias de heroes en Generacion-X y Noble Causes. De hecho, ambos se solapan en los primeros 4 números, que van de atar cabos sueltos y reducir la plantilla para la nueva etapa. Primero tres números, con dos historias, una por cada personaje que se va. Una es sobre Starfire y su raza, y es probablemente la mejor historia que han hecho al respecto, porque se basa menos en peleas contra lagartos del espacio, y más en decisiones personales, tácticas de guerra y diplomacia. Además, hace a los gordanianos como raza bastante más interesantes que antes, muestra también aspectos de Starfire mucho más interesantes, y en general la historia tiene un giro que la hace mucho más interesante. Lástima que el status quo que queda al final no durara nada. La otra parte es mucho, mucho más personal, y es un tema muy difícil (que normalmente no se hace muy bien, pero desgraciadamente Grayson ha pasado por eso y sabe de lo que habla), pero aquí se trata con mucha sensibilidad y sinceridad, y queda emotivo en vez de ñoño o tópico, además de ser con un personaje para el que tiene sentido. En el último número, se resuelve el tema de Jesse Quick de manera divertida, cerrando el círculo con respecto a otros dos personajes. Y se resuelve también el tema de Cyborg de manera bastante apañada. Lástima que Johns se cargara ese status quo en su siguiente aparición, al igual que a los exmiembros que salen aquí. El dibujo es de Adam DeKraker, que lo hace muy bien para ser nuevo, en el estilo de Buckingham, y deberían darle más trabajo. El primer número de Faerber lleva a la serie a territorio más convencional, con un combate contra nuevos villanos, que curiosamente han hecho su segunda aparición significativa en el Manhunter de esta semana. Empieza a dibujar Paul Pelletier, que no lo hace tan bien como en Exiliados, pero al menos es claro y agradable. El segundo es mejor, con un combate Arsenal-Exterminador que deja en ridículo al reciente en Outsiders, y demuestra que se puede escribir al personaje como buen villano sin hacerle un loco. Por último, hay una saga un tanto complicada sobre Troia, que resuelve su historia hasta el momento bastante bien, y logra explicar de manera comprensible su origen de la época. Faerber, de hecho, aprovecha para hacer un festival de continuidad con la aparición de ciertos personajes del futuro que dan para la interacción principal de la historia, y para hacer un viaje por la vida de Donna en el nº25, con autores apropiados para cada época (Cardy en los originales, Perez en los Nuevos, Jimenez en el orígen, etc) Y finalmente un epílogo reminiscente del de JLA/Titanes, con Jimenez. Sólo para fans del grupo, pero como tal, bastante bien. Y la verdad es que Planeta ha mostrado muy buen criterio terminando aquí. La serie siguió otros 25 números, pero cambió el editor, y se cargó todas las ideas de Faerber (el tipo misterioso que sale aquí cambió a un origen distinto inconsistente, por ejemplo), introduciendo niños repelentes que se comieron el protagonismo, entre otras tonterías. (Les ha faltado, eso si, el segundo Secret Files que hacia de prologo a esta etapa) Mejor cortar aquí, dejando el nivel alto. Recomendado (8)

Wonder Woman Nº19: Final de la serie, y con eso por fin terminan los crossovers con Crisis Infinita. Esta vez los números van menos de rellenar huecos entre números de Crisis (aunque es obvio que está rellenando el hueco entre los nº3 y 5) y más de despedirse de la serie, o incluso del personaje. El primer capítulo va de cerrar la etapa de Rucka, atar algún cabo suelto dejado por el cortar la etapa abruptamente por Crisis, despedirse de los secundarios y de la dirección de los últimos años. Rucka le da el aire de melancolía necesario, pero también la humanidad a todos los personajes para que se haga alegre hasta cierto punto. El segundo capítulo es más un epílogo, porque la historia terminaba en el número anterior, y va de flashbacks a toda la relación entre Wonder Woman y Superman, antes de que quizá se vuelva inutilizable por Crisis Infinita. Realmente, no dice mucho más que “son amigos”, aunque los toques cronológicos son buenos detalles, aunque no estén todos bien. El dibujo de Cliff Richards, que ya colaboró con Rucka en Proyecto OMAC, es bueno. Y con esto terminan 20 años de Wonder Woman, ya que la serie y el personaje se relanzarán tras Crisis… cosa que veremos aquí algún día, porque aún no han terminado la primera historia. Recomendado (7)

Anuncios

En SET están reponiendo Loco por Ti, una comedia bastante divertida de los 90. En retrospectiva, no es tan buena, pero en comparación con la mayoría de telecomedias, queda bastante por encima. Ahora, si repusieran Roseanne en alguna cadena, eso si que era un antídoto a la bazofia habitual.

Y cuando recordé que hacían 10 años desde que uso correo electrónico, también ahora son 10 años desde que empecé a usar chats y a comunicarme con otros lectores de comics. Todo un cambio en la manera de apreciar lo que uno lee. En líneas generales, ha sido positivo el poder compartir opiniones y comentarios, aunque haya habido gente estúpida que lo haya perjudicado en ocasiones.

[Suena Thriller, de Michael Jackson, por aquello de los zombies marvel]

Hola a todos. Bienvenidos a la primera semana doble desde enero. Eso hacen 16 semanas, lo que significa que es la racha de reseñas sin saltarme semanas más larga desde 2003, mi primer año, y entonces había muchas menos cosas que comentar. No está nada más, y espero que sea una buena señal para el futuro.

Esta semana, dos rondas de 14 comics cada una, con casi todo lo de Panini del mes, y la mitad de los comics normales de Planeta. Esta saturación debería parar en algún momento, digo yo. Al menos es una mejora de proporciones: 2 reediciones a 26 novedades, 7 comics de 24 páginas a 21 de más.

Mencionar especialmente la tocada de narices de Planeta: Salen casi todas las cosas de Un Año Despues, pero no el nº4 de Crisis, pese a que fue lo primero en salir otros meses. Nada como jorobar a los lectores gratuitamente (recordemos que no se debería leer 52, la serie más interesante actualmente, hasta que no se lea Crisis si no quieres chafarte el final, perdiendo así semanas de la gracia de la serie. Inútiles)

Otras cosas… el tomo de Imprescindibles de Spiderman de esta semana es material de Lee/Romita, con el Duende Verde. Da gusto ver que están siguiendo un orden lógico y coherente. No es mal material, la verdad, y lleva de regalo una de las primeras historias, parece ser.

Novedades americanas, todas ellas Marvel: La primera es Estela Plateada: Requiem, miniserie aparentemente fuera de continuidad escrita por JMS. La idea tiene potencial, pero es una comienzo que se pasa con el drama y la ambientación, de manera que el final se ve venir desde el principio, y el resto del número es añadir lloriqueos a algo que se ve venir, lo que fastidia una historia que podría estar bien.

Otra miniserie es Daredevil: Batallador Jack Murdock, sobre la vida del padre de Matt. Y es exactamente, lo que puedes esperar del origen de un boxeador con la historia que nos sabemos ya bien. Pero está bien hecho, para lo que es.

Ya en series regulares está el relanzamiento de Nuevos Guerreros, saliendo de Guerra Civil. La premisa es buena, y algo desesperadamente necesario en la Marvel actual, demostrando que puede que alguien allí entienda el concepto de estos personajes, o de los superhéroes en general. Sin embargo, entre la lentitud del primer número, y la alineación un tanto aleatoria elegida por los editores, es dificil saber si cumplirá su potencial. Hay cosas que prometen de momento, pero no se puede saber.

Y uno de los motivos por los que es díficil fiarse es el desastre que hacen con algunas series en Marvel. Es malo que las pocas series buenas que tengan sean las que venden poco. Pero lo peor es que encima las estropean las superventas malisimas. Ejemplo concreto: Cable y Masacre, que era prácticamente la única serie mutante con una dirección clara, tratando de hacer cosas nuevas e inteligentes, con una dirección que no iba de derrotar villanos o melodrama sino de cambiar el mundo a la larga, transformando a un personaje tradicionalmente cutre en una figura interesante multidimensional, y encima la única serie de su generación en sobrevivir, con buenas críticas. Pero eso no podía durar, y como a los inútiles encargados de X-Men les apetecía usar al persoanaje al estilo tradicional de pistolero mutante amargado, se han cargado completamente todo lo que hacía interesante la serie buena, para nada. Es muy triste. Y ni siquiera es la primera vez, otras series buenas han sufrido descarrilamientos similares como Hulka o Factor-X. Como empiecen a hacer lo mismo en DC con Cuenta Atrás, están apañados.

Ahora, pasamos a las novedades:

52 Nº4: Esta vez la portada no emita ningún estilo concreto, pero es una bonita composición. Esta semana, un poco de todo, excepto de Black Adam. La que más avanza es la de portada, la de Questoya. Se descubre lo que están investigando, y es ciertamente curioso, aparte de estar posiblemente conectado con otros de los argumentos. Pero más importante que eso, y que la divertida y desmadrada pelea final, es la interacción entre los dos protas, que empiezan ya a ser colegas a la fuerza en la tradición clásica (aunque afortunadamente, sabemos que no van a acabar enrollados). Montoya empieza a volver a ser una protagonista interesante que hace otras cosas además que autocompadecerse, y Question, además de seguir siendo un cruzado que trata de descubrir respuestas, es una versión misteriosa y bastante excéntrica que funciona muy bien, con toques de la genial versión de animación y momentos muy graciosos. Luego, Waid tiene una pequeña secuencia ambigua y misteriosa con Ralph Dibny, y hay una escena de Acero que curiosamente no escribe Waid también, sino Morrison. Es algo confusa hasta que la relees, pero avanza la trama de un par de maneras inesperadas, siguiendo con el tema de responsabilidad y el escenario industrial. Uno de los cambios en John Henry es un poco abrupto, eso si, pero no el más sorprendente. Por último, Morrison sigue por fin un cabo suelto de Crisis Infinita que era imprescindible que se retomara, y está bien ver que los héroes no se han olvidado de él, aunque hayan tardado un poco. La primera secuencia rescata a algunos personajes un tanto olvidados y los usa imaginativamente en la tarea, después pasamos a una breve escena escrita por Johns donde vemos como reacciona Booster Gold a eso (y que no sirve más que para decirnos de nuevo que es un capullo egoista, más aún) y termina con una resolución, que incluye una de las últimas páginas más visceralmente impactantes que se han visto últimamente en DC. Afecta aunque ya se sepa algunas de las resoluciones por series de Un Año Después. El dibujo de Bennet continua siendo sólido e impactante, tanto en explosiones de ciencia-ficción, como en los rincones oscuros escritos por Rucka. En cuanto al complemento, Jurgens se pasa cuatro páginas volviendo a contar Crisis en Tierras Infinitas, y se queda a medias. Porque ninguno de los lectores de 52 está intimamente familiarizado con la saga. Y tratar de exprimirle drama a la muerte de Supergirl, cuando de cierta manera vuelve a estar viva, es de locos. Muy Recomendado (10)

52 Nº5: Comienza el segundo mes, y hay dos novedades. La primera es que esta es la primera semana dedicada enteramente (o mayoritariamente) a una sola historia en vez de ir alternando escenas de varias. Además, esta historia tiene la gracia completa y abarca a todos los argumentos principales excepto el de Black Adam, aunque de Booster y Ralph solo sean cameos. Y además, son 18 páginas enteras de un solo guionista, (en este caso Morrison, lo cual suena muy bien) cosa que no va a pasar a menudo. La idea aquí es una historia de Acero, pero en vez de seguir con la trama de Luthor (que también avanza muchisimo en una página aparte, presentando la idea central que suena muy interesante), el drama familiar o la escena misteriosa del número anterior (que se ignora a propósito teniendo al propio John tratando de ignorarla, aunque sea a base de contradecirse), Morrison aprovecha para seguir su tema de responsabilidad y hacer avanzar su historia personal metiendole en las secuelas del final del número anterior. Así que por un lado, tenemos unas escenas bastante buenas de Acero y un par de invitados en un drama médico con superpoderes bien implementados (buen uso de ellos en cosas más originales que pegarse, al estilo Morrison, y buenas extrapolaciones de viejos conceptos, y conceptos nuevos como St Camillus, que es un nombre muy apropiado… y además, buen uso de continuidad poco usada, ya que John Henry tiene experiencia médica de este estilo). Tenemos ciertas referencias que no se llegan a explicar a la participación de Acero en Crisis, y a Morrison haciendo cierto cambio a una historia suya en JLA, (usando como excusa a Crisis, presumiblemente) para que la historia quede como quería originalmente y no le dejaron. Y se explica por fin que pasó con el resto de la Expedición Espacial Troy (que ya podía estar ayudando aquí en vez de lloriqueando en el complemento… por cierto, esta semana resume la segunda mitad de Crisis en Tierras Infinitas, para los que hayan vivido debajo de una roca los últimos años y no hayan salido hasta después de Crisis Infinita) y es apropiadamente horripilante, con enlaces interesantes a otras series (aunque aparentemente, se han olvidado de Cambiante) y con un par de escenas de secuela de todo eso impactantes. Y por último, todo eso sirve además para presentar la sexta trama principal de la serie, la que explorará la parte espacial de DC, con una premisa y unos protagonistas interesantes, y un final que ya empieza con impacto e intriga. Ah, y las otras dos páginas del número son de Montoya, donde Rucka cuenta secuelas de lo de la semana pasada, recupera a un personaje de Gotham Central para que Montoya pueda cortar con el pasado definitivamente, y poco más. La otra gran novedad del número es que debuta el Segundo Dibujante de la serie, Chris Batista, que ya demostró que valía en JLA y Hawkman, y aunque no está tan bien como allí por tener que seguir los bocetos de Giffen y otras condiciones (no está tan bien acabado), sigue siendo muy claro, expresivo y atractivo. Las escenas de hospital tiene el drama adecuado, y la escena final el colorido frondoso que necesita. Muy Recomendado (10)

Aniquilación Nº3: Terminan las miniseries prólogo. Primero tenemos la segunda mitad de la de Estela Plateada. Más space opera con muchos, muchos rayos de energía volando. La parte central es Estela Plateada tomando una decisión que parece terriblemente forzada para llevarle a un nuevo status quo que no funciona respecto a como lo han establecido siempre, pero escribe Giffen, así que es lo normal. Quizá se pueda hacer algo con eso, pero es difícil. Luego están las peleas, que son bastante aburridas, en parte porque el lugarteniente de Annihilus es un personaje muy aburrido, y los combates a ese nivel de poder a lo Dragon Ball Z no tienen ningún contenido durante páginas. Y los otros dos personajes nuevos son igualmente ausentes de personalidad, suplida por mucho poder genérico, y tienen el mismo problema. Lo único bueno es la sensación de peligro épico de todo esto, y como los tejemanejes dejan las cosas potencialmente interesantes para la historia principal. El dibujo es bueno. Y luego está la miniserie de Ronan, escrita por Simon Furman, autor de las mejores historias de Transformers y de Cabeza de Muerte, así que no es extraño a la ci-fin. Siendo británico, no es de extrañar que barra debajo de la alfombra sus aspectos de megalómano que ha intentado conquistar su planeta y destruir los demás, y vaya a un concepto central mucho más sólido: Básicamente, es como el Juez Dredd, un tipo durisimo que cree ciegamente en su sistema de leyes por absurdas que sean, y las ejecuta a rajatabla. El resultado es una especie de western, con Ronan exiliado a un mundo fronterizo y tratando de imponer la ley en un mundo sin ley, mientras trata de limpiar su nombre. Esa parte es muy chula, y Ronan sorprendentemente resulta un protagonista muy sólido y hasta carismático, cosa casi impensable si lo conoces de otras apariciones inferiores. Todo el ambiente de western está muy bien, y también la acción, y la lucha de valores solemnes y de personalidades a cada cual más dura. Furman usa además un buen puñado de personajes espaciales olvidados de los 80-90, aunque se tome muchas licencias con algunos (el lider de los malos está en un status quo que contradice prácticamente todas sus apariciones, incluidas las de su creador, que es el tipo de cosa que nunca deberías contradecir) El problema es que la historia tiene otros dos subargumentos que no funcionan tan bien: Uno es el de Aniquilación, que sólo enlaza tangencialmente con la miniserie que no tiene realmente nada que ver, y sólo sirve para cortar la historia al final. Y otro es un tinglado cósmico con más personajes olvidados, que poco tiene que ver con los temas de la miniserie, y sirve como distracción más que otra cosa. Pero en general, es una historia bastante chula, y un relanzamiento muy efectivo del personaje. Buen dibujo de Jorge Lucas (que ya dibujó a Ronan en una de esas otras historias, Inhumanos), que le da la ambientación de western espacial apropiada, y capta la dureza y poder de los protas. Recomendado (7)

Astonishing X-Men Nº3: Como la última página deja claro, esto es sobre todo repetir cosas que ya se han hecho. El encuentro Cassandra Nova-Bestia es una repetición menos impactante del que ya tuvieron con Morrison (de hecho, todo sobre ella lo es, aparte de ser contradictorio con aquello), y la mayoría de elementos del combate lo son, en general. Claro, que hay algunos momentos muy graciosos (sobre todo lo que le hacen a Lobezno, que es una inversión divertida de lo que normalmente le hacen, aprovechando Origen para algo por fin) y el final, homenaje o no, parece chulo. Y por supuesto, el dibujo es fantástico. Pero sigue dando la impresión de “lo mismo, sólo que con más brillo”, que parece ser que es a lo más que aspira la serie. Recomendado (8)

Batman Vol.2 Nº1: El nuevo formato es un dos-en-uno de las dos series principales del personaje. Ya puestos, podrían haber hecho lo de las otras series, y alternar dos y dos, pero supongo que hay muy poca gente que sólo fuera a comprar una de las dos series, de todos modos. Este es el comienzo de las nuevas etapas de Detective y Batman tras la saga inicial, con los equipos creativos definitivos, con mucha prisa, porque esto es de Julio mientras que las demás series van por Abril. La gran novedad es probablemente Morrison en Batman, dispuesto a renovarlo a su manera. Y a decir verdad, los que esperen algo como New X-Men se decepcionarán un poco. Esto es más Batman que Morrison, lo cual no es necesariamente malo. La idea es aprovechar la inflexión de Crisis Infinita/Un Año Después para dejar a un lado toda la oscuridad y amargura repetitiva de los 80-90, y hacer una versión moderna del Batman clásico, con elementos de todo un poco. El habitual mensaje de “no vamos a repetir lo de siempre” queda claro en una primera secuencia bastante divertida con el Joker. Y el resto del número es presentar al Batman de Morrison, que es duro cuando tiene que serlo, pero sabe ser humano y divertirse cuando es necesario también. Eso probablemente enfadará a gente acostumbrada al Batman post-Miller, pero es una visión igual de válida, y aire fresco a estas alturas. También hay nuevo enfoque para un par de villanos, que prometen. No es algo realmente innovador en general, ni un viaje tan absoluto como Siete Soldados, pero es divertido, consciente de lo absurdo que es en algunos momentos y con toques inteligentes, y la dirección tiene potencial, aunque de momento simplemente esté bien. El dibujo de Andy Kubert, recientemente reclutado por DC, es muy exagerado y colorido, con un Batman enorme como el de Jim Lee, y aunque eso es algo irritante, en otros aspectos es apropiado para el gran viaje de colores que promete Morrison. Al menos narra bien para las exageraciones. En Detective tenemos algo bastante más parecido a lo que solíamos tener, el comienzo de la etapa de Paul Dini, que al igual que en la serie de TV, va a dedicarse a historias autoconclusivas. Esta primera no intenta dar una nueva dirección ni nada así, simplemente contar un misterio interesante, con una manera de expresarlo bastante original, gracias a que dibuja un maestro como JH Williams. Buena historia autoconclusiva, y por supuesto Dini escribe bien a Batman y este tipo de historias. Un buen comienzo, el mejor de un relanzamiento de Batman que se puede recordar. Recomendado (8)

Best of Marvel: Daredevil Nº3: Vaya, está teniendo éxito, parece ser. Esto ya son dos obras menos famosas, entre las dos iniciales y la etapa Bendis/Mack. Primero está la primera historia de Bendis en la serie, pero cualquier parecido con su etapa famosa es coincidencia. Bueno, excepto la lentitud infernal. Realmente, no es una historia de Daredevil, es una historia de Ben Urich investigando el caso del hijo de la segunda Rana Saltarina. Y como historia emocional de interés humano, no está mal, pero es muy lenta y repetitiva, habría tenido mucho más efecto en menos tiempo, que machacar repetidamente con el poco contenido bueno que tiene. Lo mejor es el dibujo de Mack, que hace unos collages y composiciones muy originales y vistosos, y que no quedan tan fuera de lugar en una historia realista como podrías pensar. La otra es una historia muy olvidada, escrita por Bob Gale, guionista de Regreso al Futuro, que debería haberse prodigado más en esta época de gente proveniente del cine, porque parece de los que entienden el material. Es una historia bastante divertida que mezcla acción legal con acción superheroica, aprovechando los aspectos legales del personaje en sus ambas identidades que normalmente se ignoran, de manera similar a Hulka, pero con menos humor. Muy buenas extrapolaciones de cómo funcionaría Daredevil legalmente en una historia bastante bien construida con buenos giros, aunque una de las revelaciones finales no funcione, porque acabe siendo un personaje que no había sido mencionado en toda la historia, es decir, trampa. Buen dibujo de Winslade, además. La última buena historia de Daredevil en plan desenfadado-superheroico. Lástima que hayan sido tan listos de juntar en un tomo dos historias radicalmente opuestas que casi se hacen daño mutuamente. Recomendado (7)

Best of Marvel: Spiderman: El Hambre: Vale que en Panini están desesperados por historias de Spiderman y Veneno para tirar de la película, ¿pero no tenían nada menos cutre? Esta es la última historia del Veneno tradicional, Eddie Brock. También es la primera historia de la antepenúltima serie de Spiderman, la que relanzaron Paul Jenkins y Humberto Ramos. Desgraciadamente, es de cuando Jenkins ya empezaba a perder el norte por completo, y se nota. Desgraciadamente, Ramos lo había perdido mucho antes, y sólo sabe dibujar cosas horriblemente deformes, y hasta perdió buena parte de su capacidad narrativa Aparte de que es de la época en la que todo tenía que ser muchos más números de lo que necesitaba: La historia se podría haber contado en tres números, y habría sido mucho mejor. El resultado es algo confuso, estirado, que intenta ser terror pero que es imposible tomarselo en serio cuando todos los protagonistas son caricaturas de goma, que como historia de acción (que supongo que los que vengan de la película quieren) es muy cutre, y como historia personal de Veneno, tarda una infinidad para decir una sola cosa, que ni siquiera se dice bien. Un desastre de comic. Evitar a toda costa (2)

Capitán America Nº20: Más pegar saltos y puñetazos por los tejados de Londres, esperando a que pase algo interesante. Realmente, esto es como los viejos y aburridos comics del Capi donde se pegaba contra lacayos genéricos, sólo que con un ritmo más lento, más atmósfera y mejor dibujo. Ni siquiera la interacción entre personajes pasa de lo aceptable, y los villanos no son especialmente memorables, de momento, aunque tengan potencial. Recomendado (7)

Cuatro Fantásticos Nº12: No es un crossover con Guerra Civil, porque Panini corta por un mes para ponernos un par de especiales que salieron por esa época en uno de esos meses en los que a JMS y/o McKone no les apetecia sacar número. Primero, otro más de Kesel, demostrando de nuevo que en vez de ser el suplente oficial, debería ser el guionista oficial. Es una historia corta de ciencia-ficción, con un muy buen uso de los personajes que demuestra que capta perfectamente a los personajes de por si y como familia. Lo mejor es que la historia parece que va a ir por un sitio típico y manido (por no hablar de contradictorio sobre como funcionan las cosas en el Universo Marvel normalmente) y luego resulta que es algo completamente distinto, mucho más trágico y emotivo, en un giro final original y chulo. Buen dibujo de Weeks. La otra historia es del futuro guionista regular, Dwayne McDuffie, en una historia sobre la relación entre Reed y Muerte, que no parece poder encajar cronológicamente en ninguna parte (es post-Nuevos Vengadores, porque meten una puya buena a que Spiderman esté en ellos, y tras el regreso de Muerte el mes pasado, pero antes de Guerra Civil, y no hay hueco para eso). Tiene algo de pelea de relleno que no sirve para nada, pero el núcleo de pelea/debate/conversación entre las dos nemesis tiene buenas ideas y el diálogo, puntos de vista (cada uno de ellos cree tener razón y llevar las de ganar, elige tú cual la tiene) y emociones están bien hechos. El dibujo es de Casey Jones, eterno suplente que no se solía prodigar últimamente, y es algo de dibujos animados, reminiscente de Wieringo, y no está mal. Lo mejor en la serie en bastante tiempo, así que promete con vistas a tras GC. Es muy triste, eso si, que dos especiales de relleno sean mucho mejores que las series regulares, pero esa es una deprimente realidad de las grandes franquicias desde hace tiempo. Muy Recomendado (9)

Cuatro Fantasticos: El Fin: Que rapidez, la miniserie apenas terminó hace tres meses. Esto es Alan Davis escribiendo “El Fin” de los personajes, y a diferencia de Claremont, Davis comprende el concepto. Los dos temas principales de los 4F son la familia y la exploración científica, y de eso va esta miniserie, llevando ambos elementos en la serie al extremo lógico. El segundo, porque la ciencia de Richards ha logrado por fin cambiar el mundo para mejor, que es de lo que se trata, y Davis se pasa el primer número enseñandonos como funciona este nuevo mundo, sin mucho sentido, pero original. Y el primero, al enseñarnos que una vez han terminado los retos (más otro factor acuciante que se revela al principio), la familia se ha separado. Y en un movimiento muy bien pensado, cada uno de ellos ha abrazado uno de los aspectos del grupo, ignorando los demás: Ciencia, exploración, familia y superheroismo. Así que es una de esas historias donde los protagonistas tienen que reunirse para enfrentarse a una amenaza, y aprender a solucionar sus problemas y ver que son mejores juntos que separados, etc. Nada de malo con los clásicos, si están bien hechos, y de eso se tratan estas historias. Además, a lo largo de toda la serie hace aparecer todos los elementos principales (y algunos secundarios) de la etapa Lee/Kirby (e incluso un par de posteriores) como corresponde a una saga final, pero usandolos lo justo, sin ofuscar la historia principal. Desgraciadamente, aunque el desfile de secundarios está bien elegido, Davis no aprovecha para calentarse la cabeza, y están todos prácticamente igual, sin mucha imaginación en sus versiones futuras. (La mayoría de superhéroes invitados están exactamente igual) Se pierde una de las gracias de la historia. Y luego, el propio desarrollo de la historia. Empieza con una estructura similar a El Clavo, con multitud de tramas y misterios en distintas localizaciones que aparentemente están conectados. Desgraciadamente, acaba degenerando en algo como Otro Clavo, donde las conexiones no forman un todo coherente, la amenaza resultante es bastante tonta, y los elementos personales y escenas chulas se pierden a favor de mucha ominosidad y peleas tontas entre soldados y superhéroes genéricos. A partir del segundo tercio de historia, se vuelve progresivamente más aburrido en ese sentido, y sólo se recupera justo al final, que es un poco tramposo, pero apropiado de todas maneras. El dibujo de Davis es bueno como siempre, aunque no se luce mucho con rediseños. Recomendable para fans de los 4F (desde luego, mejor que la serie regular) o de Davis, pero podría haber sido mucho mejor, si Davis hubiese estructurado como hacía antes. Recomendado (7)

Daredevil Nº16: La historia principal es más drama de cárcel, con el inevitable motín, con algo de gracia extra dado lo exagerado de los villanos responsables, y del héroe (o “héroes”) atrapados dentro. Bastante bueno dentro de ese género, y el dibujo de Lark ambienta muy bien. La historia de complemento, sin embargo, es más Daredevil y Castigador enfrentandose convencionalmente a criminales sin mucho interés, con algo de intersección. Lapham puede hacerlo mejor, esto es sólo para muy fans de los personajes en ese estilo retro. Recomendado (7)

Eternos Nº3: Esto parece ser el número de calma estirado a mitad de la miniserie, que podían haber comprimido para que fuesen los 6 números iniciales en vez de 7. La historia apenas avanza, el misterio apenas avanza, y lo único es una escena de acción larga sin mucho que ver, y tener a un par de personajes llegando a la situación (mental o física) a la que han llegado otros personajes. Tiene algún toque de ingenio, y el dibujo es bonito, pero tiene poco contenido. A ver si eso cambia en próximos números. Neutral (6)

Flash Nº19: Fin de la serie con los últimos números antes de Crisis. Claro, que resulta irónico ver el cartel de “El Fin” en la portada, cuando este fin de semana acaban de anunciar que la serie va a recuperar la numeración este verano. En fin, esto es más hacer tiempo antes de que el personaje participe en Crisis Infinita, y se nota, aunque empalma en cierta manera con tenerla en casa sentado hasta el nº3. Hay una parte interesante, que es la de tener a Wally preocupandose sobre como tener hijos afecta a su carrera heroica, y algunas escenas divertidas como extrapolación de eso. Pero el problema de la historia de Cavalieri es la amenaza, ya que el culto potencialmente interesante resulta no ser más que un grupo de idiotas controlados por Vandal Savage, con un plan bastante sacado del manual clásico, sin mucho ingenio. Y un final que sirve para poner a Vandal en una nueva situación tras Crisis, supongo. Decente cuando no se pasan de exageraciones, pero nada de lo que no puedas prescindir si seguías la serie por la etapa anterior y no por ser fanático del personaje. El dibujo de Semeiks no está mal. Y con esto nos despedimos de Flash, de momento. Neutral (6)

Green Lantern Vol.2 Nº1: Las series de “Presenta” llevan numeraciones separadas y hasta salen en semanas distintas, así que a efectos prácticos son dos series bimestrales separadas, y así las voy a tratar. Como Johns acababa de empezar en la serie cuando el salto a Un Año Despues, no hay grandes cambios en la dirección de la serie, pero eso no quiere decir que todo esté igual. Primero, se han acabado las historias de establecimiento y de tener a Hal encontrando su sitio y tratando su pasado, ahora va de mirar hacia delante. Segundo, aprovecha el salto de un año para introducir un buen puñado de elementos a la historia en curso, algunos para tratarlos en futuras historias, otros misterios sobre lo que ha pasado durante el año para explorar también en próximos números y/o en 52. Al igual que Titanes, es una serie antídoto a la descompresión, con decenas de pequeños elementos y pistas en cada escena. Empieza ya en una gran escena de acción que no sólo presenta un rediseño de unos viejos conocidos de la serie muy chulo, también presenta un nuevo status quo mundial muy apropiado como inconveniente para un policia planetario. Después hay muchas pequeñas escenas presentando otras cosas, todas ellas interesantes, como los status de Oliver (continuidad entre series sin crossovers), John o sus compañeros pilotos. De todas maneras, el subargumento más interesante de lejos son las dos páginas presentando un nuevo enfoque para un viejo enemigo. Es una idea tan obvia, que es extraño que no se hubiera hecho antes. Quizá porque es demasiado obvia, pero está tan bien presentada aquí, que compensa la obviedad. Y luego está la segunda historia con el argumento principal, desarrollando una amenaza de los primeros números, de una manera decente, destacando sobre todo la interacción entre Hal y su acompañante en la historia. Y se revela la identidad del Gran Maestro, que aunque es un personaje cutre y que debería haber muerto hace tiempo, es apropiado en ese puesto y como enemigo de Linterna Verde. El nuevo dibujante es de Ivan Reis, y aquí que está más centrado que en Rann-Thanagar, lo hace mucho mejor, con grandes escenas de acción aerea/espacial, buenos diseños tecnológicos y bastante impacto sin abusar de las páginas dobles y otras tendencias heredadas de Jim Lee. Ahora es cuando la serie empieza a estar a la altura de Renacimiento. Muy Recomendado (9)

Marvel Zombies: Esto es una precuela de la historia del Universo Zombie de Ultimate 4F de hace unos meses. Es una idea de Kirkman, cuyos trabajos para Marvel no han sido maravillas, y este no es una excepción. En vez de tomarse a los zombies en plan terror como en su otra serie de zombies, Muertos Vivientes, lo hace en plan comedia, lo cual es válido, aunque el ocasional intento de terror o drama no funciona, claro. Uno de los problemas es que la historia es totalmente incoherente y no tiene ninguna lógica interna (¿Por qué a veces infectan y otras comen? ¿No tendria mas sentido comer siempre? ¿Y como demonios del infierno han acabado con los 6000 millones de personas de la Tierra en dias si en los dias que vemos en la miniserie no van ni a una remota fracción de esa velocidad de alimentación?) Pero puedes hacer la vista gorda tomandotelo como comedia estúpida, supongo. El problema es que son cinco números de un solo chiste, y no es uno particularmente bueno ni original. Los personajes Marvel como zombies: Son horribles, se comen a unos a otros, y van perdiendo cachos. Eso es desternillante, o algo. Realmente, son zombies de comedia vestidos de personaje Marvel. (Y resulta irónico que con lo mucho que se supone que “salvaguardan” a sus personajes para todos los públicos negandose a tratar cierto tipo de temas con ellos, sin embargo en Marvel no pongan pegas a tenerlos comiendose a unos otros, pero es la hipocresía habitual) Y es repetir ese chiste una y otra y otra vez. Oh, los zombies vestidos de Vengadores se han comido a Jarvis, la hilaridad. Realmente, si miras los homenajes de portadas de Suydam al final (que se han convertido en su propia industria de coleccionismo de por si) ya has visto todo el chiste. Pero supongo que el título de la miniserie es apropiado, porque van a hacer secuelas de algo que no daba ni para una miniserie, con un especial ya se habría contado todo el chiste. No Recomendado (4)

Ms. Marvel: Lo Mejor de lo Mejor: Título irónico donde los haya. Para empezar, esta serie está escrita por Brian Reed, cuyo único curriculum como escritor es ser amigo de Bendis y haberle ayudado con una miniserie. Eso reconforta. Para seguir, sin ninguna razón, la protagonista ha adoptado el nombre retro, derivativo, chorra y casi machista de Ms Marvel en vez del más efectivo Pájaro de Guerra. Mal gusto retro, fantástico. Y por último, es una serie que no tiene ninguna razón de existir. La idea es que Ms Marvel es una superheroina. Ese es todo el concepto, no tiene nada distintivo, nada original, y ni siquiera el enfoque de las historias es original. Lo único vagamente original es un subargumento donde Carol piensa que se ha convertido en una heroína de segunda (aparentemente está olvidando su época liderando los Vengadores cuando Busiek como Pájaro de Guerra y salvando la Tierra, pero eso es el único momento donde el personaje ha sido interesante, y por tanto lo ignoran en la serie) y quiere tratar de volverse famosa y contrata a una publicista. Lo cual sería divertido si se tomara como sátira o como un defecto, pero no, se toma como algo totalmente serio y normal, como si fuese compatible con ser un superhéroe sin ningún problema, y encima, sin nada original ni gracia como en la series donde se ha hecho bien. Por lo demás, es tener a una protagonista con poca personalidad (y la poca son defectos que la historia no toma como tales) enfrentandose a bichos genéricos, villanos sin nada interesante, y similares. Es un comic de superhéroes genérico, sin imaginación, sin gracia, sin humor, sin drama, sin nada chulo o divertido. Al menos el dibujo del novato De La Torre está bien, pero tampoco es nada del otro mundo. Activamente ignorable. No Recomendado (4)

New Excalibur: El Retorno de Tom El Negro: Siguiendo con el tema del mes, de nuevo tenemos la última historia de Claremont antes de su enfermedad, esta vez ayudado a terminarla por Chris Yost, de NXM. Sin embargo, aquí volverá después de unos cuantos números de relleno mientras descansa. De nuevo, esta sigue siendo una serie de superhéroes genérica, de héroes contra villanos, sin ninguna imaginación, nada que los distinga o haga interesantes. No, estar en Gran Bretaña no es algo que los diferencia, es un elemento cosmético nada más. A decir verdad, empieza la saga con una idea interesante, enseñandonos un concepto superheroico inglés bastante interesante… sólo para ver como se ha ido a la mierda por la Diezma. Al menos está tratando el tema en vez de ignorarlo como otras series, pero da muy poco de si. Después, es ya combates contra Tom el Negro, que nunca ha sido un personaje particularmente interesante, y menos como villano de acción, y el retorno de un viejo villano claremontiano que es más repetitivo y plasta cada vez que Claremont lo recupera. Lo único interesante es la interacción entre Juggernaut y Tom, llevada a niveles cuerdos tras todas las tonterías de Austen, con Claremont haciendo un apaño para deshacer el mayor número de esas tonterías y salvar un poco al personaje, aunque sea no explicando algunas cosas incoherentes. Por lo demás, es lo de siempre, peleas, diálogo de siempre, y poquita interacción de significado entre los protas. Oh, y una estrella invitada a la que le pasa algo misterioso al final, cuya explicación aquí no se verá hasta dentro de años, quizá. Al menos el dibujo de Ryan es bonito, aunque este tipo de acción no es lo que mejor se le da. Y luego empieza el relleno, y no se les ocurre otra cosa que poner a Tieri. No hay manera de librarse de él. Lo más cachondo es que el número este ni siquiera es una historia de Excalibur, ni por asomo. Únicamente aparece uno de ellos, y es como testigo intercambiable a la historia de otro personaje. Es un número entero dedicado a Cámara, incrustado en Excalibur porque tenían hueco que llenar, lo cual es un timo. Aparte de eso, la idea es tratar de hacer algo con el personaje después de que fuera masacrado en Diezmados. Lo cual es contradictorio con la intención del asunto, por supuesto. Si la idea es librarse de personajes, y coger a algunos famosos para que parezca importante, ¿Por qué demonios deshacen los pocos importantes que tienen? Porque es una horrible idea, por supuesto, pero parecen ser incapaces de verlo o admitirlo. Y esto es un ejemplo claro de porque Diezmados es una horrible idea, no sólo deshacen uno de los pocos cambios en un personaje conocido, la joden al hacerlo. Antes el personaje tenía una idea clara, visualmente interesante y efectiva, que resonaba con el concepto mutante. Ahora tiene unos nuevos poderes vagos, un aspecto absolutamente ridículo, y un origen que no tiene nada que ver con el personaje, enlazado no a una, sino a dos ideas malas y farragosas (A Tieri no se le ocurre otra cosa que enlazarlo con una horrible idea de una mierda de miniserie que hizo que si tenemos mucha serie, no veremos aquí). Es el tipo de ideas obviamente malas que Tieri suele hacer, que cualquiera menos sus editores y él puede ver que es mala. Al menos el dibujo de Kolins es decente, pero parece que las historias de relleno van a ser una gran bajada ignorable para la serie si esto es indicación. Oh, y por alguna razón, ahora es Capitán Bretaña en vez de Britania. Si, es una mejor traducción, pero no después de tantos años. No Recomendado (4)

New X-Men Nº22: En este número, otro estudiante poco conocido muere. Por el amor de Dios, es ya un chiste de juego de beber, cada vez que muera un niño en esta serie, pega un trago. Y acabarías borracho, claro. No, después de haber matado a más de la mitad de la plantilla de la serie, matar a otro personaje no tiene impacto ni es trágico, es de chiste. Los villanos no son más amenazadores por eso, siguen siendo caricaturas tontas. Es una pena que los villanos sean tan cutres, y que hayan machacado tanto con ellos y con las absurdas muertes gratuitas, porque por fin después de ocho números hay una secuencia entera buena, más que nada porque es acción en vez de melodrama. Pero está sepultada bajo toda la tontería. El dibujo está mejor ahora que no tiene tanta histeria. No Recomendado (4)

Outsiders Vol.2 Nº1: Otra serie que sigue con los mismos autores Un Año Después. Sin embargo, Winick si que aprovecha para cambiar un poco la alineación y la dirección de la serie. Y esos son los únicos misterios en este caso, y tampoco se desarrollan mucho en estos dos números, simplemente están ahí. (Uno de los cuales no está claro como encaja con una cosa de 52, y no parece buena idea, el otro es más sensato en cierto modo) Es sobre todo presentar la nueva dirección y meterles en una misión, porque los personajes y sus posibles relaciones apenas se presentan, ni siquiera los nuevos. Y la nueva dirección… en teoría es interesante, y una extrapolación sensata de su misión original. Desgraciadamente, dada la falta de sutileza e inteligencia que está demostrando Winick últimamente, está muy mal hecho. La parte donde trata de tratar temas del mundo real está hecha de manera aplastantemente simple y tonta. Y los métodos que usan son tan incompatibles con algunos de los personajes (en parte puede ser por un cambio de última hora a la alineación, pero aún asi) que parece que Winick no tenga ni idea de lo que está haciendo y vaya a por el impacto y “mira que mayores somos” fácil, que es algo muy Winick, desgraciadamente. Y el resto es más diálogos que se creen muy maduros y graciosos pero que no lo son, y mucha acción bastante aburrida, y encima, dibujada de manera difícil de seguir, y bastante fea y confusa por parte de Matthew Clark. Al menos ha mejorado los diseños de algunos de los personajes. Este nuevo comienzo (que por lo que anuncian, no será el último) no promete nada. No Recomendado (3)

Runaways Nº3: Termina la visita a NY, y es una delicia. Vaughan escribe a un Spiderman genial, y toda su interacción con los Fugitivos es una maravilla, e ilustra uno de los defectos de los protagonistas. La parte con el resto de Vengadores es bastante divertida (y hasta usa bien a Cage, aunque hacer algo útil con Spiderwoman está fuera de sus posibilidades), y usa un giro a un tópico que funciona bastante bien. La revelación del villano no es gran cosa, pero cumple con su cometido. Y las escenas con Nico y Chase son muy buenas también, con todos los puntos buenos de las historias adolescentes, villanos chorra y horteras aparte. El dibujo de Alphona sigue siendo muy bueno, caricaturas para los secundarios aparte. Lo de siempre, vamos. Muy Recomendado (10)

Solo Nº5: Una de las gracias de Solo es que es cada número es un especial, donde te puedes encontrar cualquier cosa, donde cada página es una sorpresa, y los autores pueden ponerse imaginativos y alternar todo tipo de historias y otras cosas, aprovechando el formato del comic mucho más que el rígido “un comic, una historia” de la mayoría. Por supuesto, el dibujo de Darwyn Cooke este números es fantástico. Pero las historias no se quedan cortas. El narrador entre historias es su viejo conocido Slam Bradley, en plan metaficticio, bastante divertido. Hay una historia sobre la infancia de Cooke, que desgraciadamente es demasiado parecida a otras de números anteriores y por tanto, predecible. Hay una historia de espionaje y género negro del viejo colega de Nueva Frontera, King Faraday, que es chula, aunque con un final quizá abrupto. Una historia de Catwoman que no está nada mal, es divertida. Una historia de terror en plan EC bastante efectiva. Una historia de Question a base de collages curiosos que habría sido una buena historia del Soldado Desconocido, porque no se parece a ninguna de las muchas versiones de Question. Una historia de Batman que es un remake de una vieja historia de los 70. Y una serie de pin-ups, tiras cómicas y otros gags varios que le dan al comic el aspecto de revista especial retro pero chula que hace de Solo algo especial. Deberían hacerse más cosas de esas, de verdad. En cualquier caso, un buen paquete, a base de historias cortas efectivas y buena presentación. Muy Recomendado (9)

Spiderman Nº8: Crossover con Guerra Civil en la serie principal, ya que astutamente los extienden en cuantas más semanas pueden en Panini. Básicamente, es todo un número para justificar la “gran sorpresa” del nº2 de GC, y de paso chafarla. Y por mucho que se esfuerce JMS en escribir muchisimo diálogo supuestamente emotivo y dramático para justificarlo, es una horrible idea, dentro y fuera del comic. Dentro, porque las circunstancias de Guerra Civil no justifican la decisión estúpida que va a tomar, e ignoran completamente las decenas de inconvenientes que van a tener Spiderman y su familia, que sin duda machacarán en próximos números, que podrían haberse evitado si no hubiesen sido idiotas dentro de la historia. Y los motivos por los que es mala idea fuera del comic deberían ser evidentes, principalmente que se cargan mucho más la esencia del personaje que, digamos, tenerlo casado. Aparte, todo esto hace parecer a Iron Man el mayor hipocrita del mundo, pero JMS lo está escribiendo desde hace tiempo como al villano de la historia, así que es lo de siempre. Al menos el dibujo es decente, mucho mejor de lo que Garney hacía en JLA. En el hueco de la historia irrelevante toca un especial que debían tener en un cajón desde hace tiempo (al menos desde antes de Desunidos), que hay que publicar ya porque va a ser imposiblemente cronológicamente hacerlo después. De hecho, debería haber ido antes de la historia principal, pero se ve que son demasiado rígidos para eso. En fin, escribe Jim Krueger, perpetrador de Tierra/Universo/Guardería X, y es una historia de idea original sobre Spiderman. Tiene el problema de que tiene demasiados parecidos con la historia principal, y aunque no es peor, queda repetitivo. Muy hábiles en Panini por eso, habiendo tenido tanto tiempo para publicarla. Pero se ve que eso de repetir contenidos les gusta, mira Daredevil. Claro, que no es lo peor de la edición, la página de resumen que ponen al principio chafa el final sorpresa de la historia, porque el responsable es un incompetente (y aprovecho para señalar que eso no es un ataque personal hacia el responsable, que por lo que se, puede ser una persona maravillosa. Pero si se carga el final de una historia, está haciendo un trabajo fácil de manera contraria a competente, y por tanto es peor que inútil, y debería espabilar y dejar de hacer su trabajo mal, o largarse). En cualquier caso, no es mala historia, usando una de las ideas centrales de Spiderman bien, aunque se algo fácil. Y el dibujo de Drew Johnson, bueno de por si, con el entintado y coloreado, casi parece McNiven o alguien así. Por último, en el hueco de la serie de Peter David, tenemos uno de los What Ifs del año pasado escrito por él, en este caso el del Otro. Y francamente, es un desastre. Parte de toda la chorrada animística del crossover, después se marcha por un par de sitios aleatorios, tiene un conflicto bastante obvio, y ni siquiera termina del todo. No es ni siquiera una historia bien construida, aparte de que se basa en ideas tontas, hechas aún peor. El dibujo de Koi Pham, novato, no es muy bueno, además. No es un buen paquete, precisamente. No Recomendado (3)

Supergirl y la Legión de Superheroes Nº2: Se explica un poco como ha llegado Supergirl al futuro, y no parece encajar en absoluto con lo que han dicho en 52 al respecto. Pero dado que Waid escribe ambas cosas (y hay una referencia intrigante a “los 52” en este número) es probablemente intencionado. De hecho, la situación de Supergirl es relativamente interesante, con misterio incluido. Y a diferencia de cuando la escribe su creador, aquí parece un personaje agradable, como chica encantadora con algo de atrevimiento. Empieza a parecer un personaje que valía la pena recrear. Aparte de eso, no hay mucha historia, y los legionarios siguen estando terriblemente subdesarrollados, pero al menos su reacción a Supergirl tiene momentos graciosos. Y hay unos villanos al principio que son una idea chula, aunque sean sobre todo repetición de unos de la anterior encarnación. Buen dibujo de Kitson, especialmente el ver una Supergirl con una anatomía, expresiones y poses razonables. Recomendado (7)

Superman/Batman Nº18: Último número antes de Crisis, y final de la etapa de Loeb, en número triple. A diferencia de sus primeras sagas, que intentaban ser serias y resultaban ridículas, esta es intencionadamente ridícula, y por tanto, funciona mucho mejor. Es decir, es una historia de Mr. Mxyzptlk, así que no puede ser muy seria. No pretende ser más que un viaje-homenaje por la historia de Superman, y ser divertido y cerrar de algún modo, aunque sea simbólico, la etapa, y en ese sentido, lo consigue. No tiene mucho sentido, por no decir que no tiene ninguno (y mejor no pensar en como encajan los viajes entre dimensiones con Crisis Infinita), pero eso es lo de menos. La cosa es verles pasear por varios universos de otras historias, y ver desfilar a varias versiones de Superman, Batman, aliados y enemigos, en peleas tontas, sin tomarselo mucho en serio. Tiene hasta algunos chistes buenos, y al final la historia se cierra bien, con un par de guiños metaficticios que funcionan bien. Y el dibujo de McGuiness, por una vez, es apropiado para una historia que es una caricatura colorida. Oh, y el título de la historia es “Supermanes y Batmanes” que es suficiente para causar ataques a gente que se preocupe por el lenguaje, y un argumento mejor que cualquiera a favor de traducir los nombres de los personajes. Y luego está el nº26, que es una especie de crossover con Crisis Infinita, con Robin recordando una de sus últimas aventuras con Superboy. Por supuesto, esa no es la gracia del comic. La gracia es que está coescrito por Sam Loeb, el hijo de Jeph, que murió poco antes de que se publicará el comic. Y para celebrarlo, tiran de toda una serie de amigos guionistas y dibujantes, casi todos muy famosos (aunque no necesariamente buenos). Eso si, realmente deberían haber puesto un índice de quien hace el diálogo cada vez, porque es imposible de averiguar, a diferencia del dibujo. La historia en si es una aventura bastante convencional con un choque de estilos de dibujo brutal, pero de nuevo, es lo de menos. Lo importante es la emoción de Robin al contar la historia, y dado que en ese punto la realidad se mezcla con la ficción y casi hablan más de Sam que de Superboy (y si quieres ponerte a llorar en serio, hay una historia corta dibujada por Sale al final que directamente cuenta la historia de Sam), y por tanto, es completamente inmune a la crítica. Es realmente un caso de “lo que cuenta es la intención”, y cuenta mucho en este caso. No es que Loeb vaya a ser echado de menos en esta serie, pero está bien verle partir de manera mucho mejor de la que entró. Y es curioso ver como la serie ha pasado en dos años y medio de ser la serie importante y central de Superman (Batman ha estado realmente de adorno toda la etapa) a ser la serie irrelevante al margen, merecidamente. Recomendado (8)

Transmetropolitan Nº10: Empieza Nueva Escoria, que realmente es la segunda mitad del Año de Elecciones. La idea aquí es ver la alienación de Spider Jerusalem, tanto física como mental como emocional, después de lo que le ha pasado recientemente. Y la gracia es verle pasear por la Ciudad derrotado y afectado, melancólico (algo casi nuevo en el personaje), teniendo un viaje personaje físico y mental, hasta que decide contraatacar, y le toca volver a la arena. Ellis y Robertson muestran muy efectivamente el viaje emocional que sufre Spider durante la historia. Pero eso no es todo, Spider se encuentra con muchos elementos interesantes de la Ciudad, y además ambos números tienen páginas intercaladas de alguna situación de la “nueva escoria” de la Ciudad, patéticos y desternillantes, que siguen desarrollando las ideas de Ellis para este futuro como un sitio real. Y hay un subargumento donde las dos apestosas ayudantes se conocen, y llegan a una conclusión muy graciosa, que no deja a ninguna de las dos en buen lugar. Y un cliffhanger muy bueno, además. Cada vez que no compras un número de Transmetropolitan, Dios mata a un gatito, que lo sepas. Muy Recomendado (10)

Ultimate X-Men Nº8: Fin de la saga del Mago, y efectivamente, el hecho de que fuera una especie de Mary Sue era intencionado, era la parte central del personaje, y explica algunos de los problemas de la historia anterior. Pero aparte de esa idea genuinamente original, y un epílogo bastante chulo, es una escena de pelea, reminiscente de Proteo y así, sin mucha gracia, y con un protagonista con una personalidad poco definida, y el resto de subargumentos también son predecibles o avanzan sin mucha gracia. Pero al menos esta esa idea, que demuestra que algo original si que sabe hacer Kirkman, y el buen dibujo de Garney, sobre todo en las formas ágiles y atractivas de los protagonistas. Neutral (6)

X-Factor Nº8: Así que en esta historia, un tipo amoral pero carismático de pelo blanco que ha sido héroe y villano llega a la ciudad, dispuesto a hacer aquello a lo que el protagonista de la serie está destinado. Perdón, ¿estamos hablando de Mercurio y Madrox o de Spike y Angel? Los paralelismos entre ambas series siguen, pero mejor dejarlo ahí. Crossover con Guerra Civil, pero va adelantado con respecto a la serie principal, porque tiene a la ley ya en vigor. Y por alguna razón, despachan los dos números que cruzan en un mes. La cosa es que si todo el crossover fuese como esta historia, estaría muy bien, porque aquí se usa bien la premisa: Los protagonistas están divididos por el tema, pero no se pelean gratuitamente como idiotas. La confrontación que hay entre héroes es razonada, con motivos lógicos en ambos bandos, y tiene verdadero significado por tener personalidad real y no salirse de madre. Se explican los muchos problemas del Acta de Registro, que en la serie principal se ignoran completamente, pero a la vez, y quizá es contradictorio pero da igual, se usa la Ley de Registro de manera mucho más sensata, simplemente registro, no una transformación en lacayo del gobierno. (También contradice lo que dijeron de los mutantes al respecto en Lobezno, pero dado que eso era una estupidez que contradice la misma premisa de la saga, es mejor así) Y pese a todo eso, pese a tratar muy bien el crossover, tiene espacio para avanzar las tramas principales de la serie, tener momentos buenos con cada personaje (algunos graciosos, algunos solemnes) y presentar a Mercurio como complicación añadida. Desgraciadamente, no deshace todo lo que le han endosado últimamente, sino que sigue con su camino a la villanía/locura, pero al menos de manera divertida e interesante, y como una figura gris dentro del conflicto de la serie, que lo pone todo aún mejor. El dibujo de Calero sigue más o menos como siempre, decente, pero con algunos problemas de oscuridad, falta de detalle y fondos copiados. Ojalá todos los crossovers fueran así. Muy Recomendado (9)

Y: El Último Hombre Nº9: Primero termina Comedia y Tragedia, y tiene el problema de que las protagonistas son una panda de pretenciosas inaguantables que se creen mucho más listas de lo que son (el mejor momento de la historia es el final, porque Yorick tiene toda la razón en su opinión de su obra) y el único motivo por el que salen bien paradas es porque el resto de personajes de la historia son mucho peores en comparación. Tiene algunos momentos graciosos, al menos, y la temática sobre el propósito del arte/ficción sigue siendo muy interesante, pese a que no se llegue a ninguna parte nueva en esta parte. Oh, y la ninja y su misterioso benefactor son potencialmente interesantes. El dibujo de Chadwick es apropiado para la serie. La segunda parte empieza una nueva historia, aunque casi todo el número son preámbulos, muy divertidos, eso si. La interacción entre los tres protagonistas está que se sale, y hay una revelación interesante sobre uno de ellos. El final que pone en marcha la historia es… curioso, al menos, aunque puede ser muy gratuito. El dibujo de esta saga vuelve a ser de Guerra, y sigue siendo muy agradable. Muy Recomendado (9)

Y eso es todo esta semana. La semana que viene, Crisis termina en Wonder Woman, y si hay suerte, en su propia serie. Superman empieza nueva etapa, Siete Soldados termina las miniseries con Mr Milagro, y Patrulla Condenada también termina. Y 52 tiene a Linterna Verde y el debut de un nuevo supergrupo. Nos vemos.

Llevo 10 años usando el correo electrónico. Es curioso como pasó de ser un capricho excéntrico a algo de uso cotidiano. También es curioso ver que en el último par de años prácticamente he dejado de usarlo.

Cuatro ha empezado a emitir Scrubs, una comedia bastante buena que transcurre en un hospital. Personajes muy divertidos, y unos buenos guiones con parte seria también. Prácticamente la única comedia buena que están emitiendo ahora mismo. Y además, hay seis años de serie inéditos, así que va a durar bastante, aunque habrá que ver si se acaba quemando o no. Y lo gracioso, o no, es que ahora Cuatro tiene tres series de hospitales, pero que sorprendentemente para ser TV, cada una ofrece una cosa distinta: Una comedia (Scrubs), una de detectives (House) y un culebrón horrible (Anatomía de Grey)

[Suena Vil Guerra Civil, de Siniestro Total, muy apropiada para esta semana]

Hola a todos. Bienvenidos una semana más a estas reseñas. Esta semana tenemos los rezagados de Planeta de Mayo, y la primera andanada de Panini de Junio. 2 a 8 en el marcador de 24 vs 48+.

La novedad grande de esta semana es Guerra Civil, de la que ya se irá hablando. Quería hacer algo especial al respecto, pero de momento no he podido, quizá más adelante. De nuevo, recuerdo que si algún manita de Photoshop u otras manipulaciones quiere ayudarme, que se ponga en contacto conmigo.

Y en los tomos, esta semana Planeta reedita la Ultima Cacería de Kraven en sus tomos de Spiderman. Citandome a mi mismo: “Siguiendo la línea actual de reeditar grandes obras de los 80 en tomos, le toca el turno a la mejor saga de Spiderman de la época. Epoca que tenia a un Spiderman recién casado, y con una versión normal del traje negro, cuyas aventuras estaban a años-luz de las actuales, en calidad y coherencia. Como suele ser habitual en DeMatteis, la historia es inusual y algo lenta, y muy centrada en la exploración psicológica de los personajes. Coge a un cazador salvaje con un peculiar código de honor, y lo transforma en un personaje realmente interesante, haciendo que nos metamos en su cabeza. Igualmente, también hace que sintamos la desesperación en un Spiderman a quien le han robado su vida, y de una Mary Jane esperando sin cesar que su marido vuelva a casa. El dibujo esta a la altura, llevando muchas veces todo el peso de la historia, sobre todo en las abundantes paginas silenciosas. Probablemente el mejor trabajo de Zeck.” (Sacado de Top Comics Nº6, reseña de la última vez que lo editaron, y es triste ver que poco ha cambiado desde entonces. Aparte de que ya no me paguen por escribir estas cosas, quiero decir)

Comentaría novedades americanas, pero llevan dos semanas sin traerme material. Odio muchisimo a Correos. Así que simplemente dejaré caer lo mucho que Marvel se ha cubierto de gloria públicamente, entre las estatuas horribles y sexistas, las portadas de violación de tentáculos, y su patética reacción defensiva a ambas.

Ahora, reseñas:

52 Nº3: Otra portada de revista, esta vez algo salido de Time o así, apropiado para el personaje. Esta semana tenemos a la otra mitad de personajes que no tuvimos la pasada, y otra vez a Booster Gold, que está siendo el personaje más recurrente en esta parte de la serie. Desgraciadamente, su parte esta semana, escrita por Waid, no hace más que repetir otra vez las mismas dos cosas de las anteriores, aunque sea con un poco de gracia. Al menos parece que va a ponerse más interesante la siguiente. Waid también tiene una escena con Acero repitiendo más o menos lo mismo con Natasha que en el nº1, sólo que llega un punto en el que hace casi más fácil empatizar con Nat que con su tio, pese a que tiene algo de razón. Afortunadamente, lo importante del subargumento esta semana está dedicado a Lex Luthor que utiliza muy astutamente un viejo truco para librarse de la cagada que cometió Loeb al hacerle un villano públicamente demente en Superman/Batman y volver a las andadas. Claro, que por Superman: Un Año Después sabemos que no le va a durar, pero va a ser divertido mientras tanto. Y desde luego, Waid escribe muy bien esta encarnación de Luthor, astuto y despiadado, y siempre bajo control, siendo una amenaza doble para el héroe que se le oponga (la real y la de la opinión pública), y estableciendo una rivalidad con Acero, muy interesante y apropiada, por ser el sustituto no oficial de Superman. Y Johns lanza la historia de Black Adam, estableciendo su complejo sistema de moralidad (muy gris, irónico para alguien que se empeña en decir que las cosas son blancas o negras), sus objetivos y la posible oposición, por más de un lado. También tiene a un invitado de la SJA como parte de jugar con todo el Universo DC y establecer que hacen durante el año, una revisión divertida de un par de villanos cutres de Superman, y un par de momentos muy bestias. A decir verdad, Johns se empieza a pasar con el gore, especialmente con Black Adam, cuyas apariciones parecen ser una excusa para partir a gente en pedazos, pero lo hace tan bien y el personaje queda tan chulo que importa poco. Además, cierto viejo villano da el siguiente paso en su evolución después de 60 años de manera muy sutil, y Rucka hace una de sus escasas apariciones sin Montoya en la primera página, para que no sea todo Waid-Johns, escribiendo a sus viejos colegas del Departamento de Policía de Gotham para establecer cierta continuidad. El dibujo de Bennet sigue siendo muy sólido, con algunos momentos muy vistosos e impresionantes, y ayuda a darle el buen ritmo de muchas cosas interesantes pasando a la vez que tiene el número. En cuanto al complemento, Jurgens demuestra unos horribles problemas de temporización, pues se ventila tres décadas de historia del Universo DC (practicamente todo el volumen 2 del original) en tres páginas, y luego dedica una página entera a absolutamente nada de utilidad. Que es lo que es el complemento de momento si leiste Crisis Infinita. Muy Recomendado (10)

Civil War Nº1: No entiendo porque no traducen un título tan evidente. Supongo que si Panini llevara DC, sacarían una miniserie con el título de World War III. En fin, este es el gran crossover que lo cambiará todo y blablabla, ya se ha hablado bastante de todo este rollo, yo mismo incluido. Es Millar tratando de hacer personajes Marvel en serio, lo cual ya de entrada no pinta bien. Es de un pretencioso que asusta: Sólo hay que ver el diseño de portada, con el cartel de “un evento en siete partes”, y la manera de contar algunas escenas dentro, con muchas menciones al terrible drama humano que hay en su interior, y lo importante que es como historia, porque tiene paralelismos políticos nada sutiles con el mundo real y niños muertos, y machaca continuamente con ese drama barato, en plan martillo pilón. Es como una película hecha para televisión en ese sentido, con ese nivel de drama, sutileza y realismo. Luego está el hecho de que no importa a que personajes se cargue, o literalmente o actuando de manera completamente opuesta a lo establecido, para contar su chorrada de melodrama: Para empezar, coge a un buen grupo de personajes, cuyo único delito ha sido ser escritos recientemente en una mierda de miniserie que les hacía parecer idiotas, y les escribe totalmente como idiotas sin ningún parecido con ellos mismos, sólo para sacrificarlos gratuitamente para poder empezar la historia. Buenos personajes tirados a la basura para nada. (también hay un grupo de villanos cuya aparición marca un completo desconocimiento sobre ellos, pero son tan poco conocidos que importa poco de por sí… es la idea) Y luego están las consecuencias, que son terriblemente absurdas. Aparentemente, en el Universo Marvel, pese a que los grandes destrozos y catástrofes están a la orden del día (y guionistas recientes como Bendis han estado mostrandolo últimamente, así que es algo de la Marvel de ahora también), que mueran unos cientos de personas a manos de un villano es suficiente para cambiar el mundo. Da igual que eso haya ocurrido otras veces antes y peor (Washington fue destruida, por poner el ejemplo más grave), y que el responsable sea un villano, aparentemente esto es tan “dramático” que ahora todo el mundo odia a los superhéroes y quiere verlos controlados o muertos.

Los superhéroes, por su parte, en vez de esperar a que pase la histeria estúpida, o tratar de exponer argumentos razonables sobre porque obligarles a registrarse es mala idea, se dedican a discutir entre ellos, con algunos listos a hacer lo que sea por su gobierno (gobierno que saben que está implicado en cosas terriblemente) inmorales, como se ha visto en Nuevos Vengadores) pese al poco sentido que tenga para los personajes. (Mr Fantastico estuvo en contra de algo similar cuando su guionista tenía sentido común, etc) Y cuando digo discutir, es literalmente, se pelean como niños pequeños sin que ninguno diga un argumento razonable o coherente (ni en contra, que son bastante obvios, por lo de la libertad y la maldad de Shield, y demás, aparte de los prácticos, ni siquiera a favor, que legalmente tiene cierto sentido), porque ese es el nivel intelectual de esta serie. ¿Para que tener argumentos razonados y reacciones personales creibles cuando puedes tener histeria, melodrama y explosiones? Igualmente, de todos los personajes reunidos (sólo aquellos que tengan serie actualmente, claro), hay a lo mejor, cuatro personajes identificables, el resto son comparsas de relleno intercambiables, que no hablan ni cuando es apropiado, y van a sufrir su “acontecimiento más importante de su historia” pese a que están de cifras irrelevantes. Y luego está la escena donde queda claro que el bando en esta supuesta guerra donde no hay bando equivocado exige cosas ilegales e inmorales, y actua en consecuencia cuando los verdaderos héroes se niegan. (Otros héroes saltan en cuando se lo piden, convirtiendose en el acto en villanos, bravo) Esa escena tiene cosas muy chulas, cierto, y demuestra que Millar al menos comprende un poco al Capitán America (aunque siga teniendo toques de su antitesis de los Ultimates), pero eso no quita que sea porque ha marcado automáticamente de villanos a la mitad de los protagonistas de la serie. Pero eh, el Capi pega a un puñado de imbéciles que representan a Bush y surfea en un avión, eso justifica todo el melodrama barato y destrozo de personajes. Hay que ser zoquetes. No es tan malo como otros crossovers recientes, de momento, pero no hay nada que haga pensar que va a ser ni de lejos bueno. Al menos el dibujo de McNiven es muy bonito, hay que admitirlo, aunque esté malgastado en histrionismos a veces. (Y resulta irónico que este crossover que es un destrozo de toda la historia Marvel tenga un largo y bonito dossier sobre la historia Marvel, mientras que un crossover que celebra la historia de DC como Crisis no tiene ni un mísero artículo… pero eso es otra historia) No Recomendado (3)

Lobezno Nº18: Volvemos a la serie principal, donde empiezan los crossovers con Guerra Civil. Los encargados de hacer la saga son Marc Guggenheim (ocasional guionista de TV y novato en comics) y Humberto Ramos. La premisa es buena, es mandar a Lobezno a ocuparse de uno de los cabos sueltos del principio de Guerra Civil. El problema es que en un mundo cuerdo y coherente, no iría un superhéroe solo, sería la principal prioridad de todo el mundo, en público y privado, en vez de dedicarse a culparse y pegarse unos a otros como niños. De hecho, la aparición de Iron Man es especialmente patética, y ya empieza a notarse que lo escriben como un gilipollas, apareciendo únicamente para amenazar como un chulito y ponerse excusas en vez de hacer lo heroico y sensato (aparte de decir algo que contradice bastante la premisa de la historia, pero eso parece que va a ser lo habitual aquí). Si quitas todo eso, y es mucho quitar, parece una historia medio decente de Lobezno como vengador, en plan misión oscura de detective y acción… hasta el final, donde hay una escena importante que es increiblemente exagerada, y monumentalmente estúpida (tanto de por si, como dentro del propio Universo Marvel, por pocas que sean sus leyes fisicas), donde está claro que Guggenheim no se está tomando en serio, y cree que Lobezno es un personaje de dibujos animados, lo cual no pega nada con el supuesto tono serio y oscuro de la narración e historia, aparte de ser tonto de por si. Lo mismo para el dibujo de Ramos: Sus deformidades de caricatura ni son graciosas, ni bonitas, ni pegan con el supuesto tono. Un horror, lo único bueno es que al menos el crossover no ha hecho basura a la serie, ya lo era antes. Evitar a toda costa (2)

Nuevos Vengadores Nº18: Antes de que la serie cambie completamente de rumbo por Guerra Civil (no es que haya tenido un rumbo claro hasta ahora), toca un anual. Supuestamente, el argumento es una continuación de Pulse, con la boda entre Mary Sue, er, Jessica Jones y Luke Cage. Sin embargo, curiosamente, la historia no va de los personajes favoritos de Bendis, apenas aparecen en el primer y último par de páginas. Menos mal, porque es más del “oh, que maravillosos sois” que hundió la última historia de Pulse. Lo que es, en pura tradición Marveliana, es probablemente la historia de superhéroes más tradicional de la serie hasta ahora, un combate entre los Nuevos Vengadores y una nueva versión del Adaptoide. La idea de esta nueva versión no es mala del todo, pero es un desperdicio hacerlo con un personaje ya establecido, que es reducido a escombros gratuitamente. Pero bueno, esto es lo más cercano a una gran pelea superheroica que ha hecho Bendis hasta ahora. Tiene hasta algún toque de ingenio que otro, aunque por lo general es bastante convencional y estirada. Al menos se acuerda de usar al Vigia y todo, (Ronin sigue completamente ausente sin mención, de manera que realmente no se sabe a que venía) sin que quede inconsistente debido a sus niveles de poder. Eso si, la manera de derrotar al villano no es muy consistente con los poderes antes establecidos, porque se basa en imitar defectos mentales además de poderes, cosa que no ha hecho antes, ni siquiera en esta historia. El dibujo es de Coipel, y es espectacular a ratos. Es un paso en la dirección adecuada para la serie, aunque sigue sin ser particularmente bueno. Neutral (5)

Outsiders Nº20: Número triple con los últimos crossovers con Crisis, y por tanto, último antes del salto. Al menos en esta Winick no corta la historia a medias. Pero al igual que otros guionistas, tiene que recurrir a suplencias en los últimos números, lo cual es gracioso teniendo en cuenta que a diferencia de Johns o Rucka, no está implicado en Crisis o 52. En cualquier caso, la suplente es Van Meter, que ya vimos en JSA Clasificado, que hace lo que puede con los argumentos de Winick en los dos últimos números, que tampoco es mucho. Son menos graciosillos, que es la supuesta gracia de la serie, pero tienen algo más de emoción real en vez de hacerse los duros melodramáticamente. El argumento principal en los dos primeros capítulos tiene que ver con la Expedición Espacial Troy, y como no, Winick contradice bastante a todas las demás series, porque coordinarse es tan dificil y optativo dentro de un crossover masivo. Elige a un villano bastante apropiado para la serie, pero con unos poderes que no sólo no tiene en sus apariciones anteriores y posteriores en Crisis Infinita, es que ni se molesta en explicar de donde han salido. Incomprensible. El resultado es una pelea espacial bastante floja, además, y que al final del día sólo ha sido hacer tiempo, porque ni siquiera se hace algo con el conflicto personal que podría haber sido interesante. El otro argumento es bastante mejor idea (y casi encaja con Crisis Infinita, aunque tiene un ligero problema cronológico), porque implica algo que no se ha hecho en el resto del crossover, llevar la pelea hasta la Sociedad, y es muy apropiado que lo hagan los Outsiders. Ayuda que esta parte la escriba toda Van Meter. La manera de atacarlos es ingeniosa (y es probablemente la primera vez que los Outsiders hacen un verdadero ataque organizado a villanos, al menos en el último año) y tienen una selección curiosa de villanos bastante potable (incluyendo villanos de series olvidadas como los Titanes de Jurgens o Capitán Marvel) El conflicto en si, sin embargo, es competente sin más, y confuso en algunas partes, sobre todo al final. Y la página final queda muy rara-contradictoria, teniendo en cuenta que sabemos por la página de próximo número (gracias, Planeta, por chafar la alineación post-Crisis) que ese personaje no va a seguir. En cuanto al dibujo, está tan apresurado y mal coordinado como el guión. Parte es de Matthew Clark, que es feo y no muy bueno. Pero al menos tiene unos conceptos básicos. Pero el otro, el tal Dietrich Smith, además de feo es inconsistente, confuso, sin conocimiento básico de muchas cosas, y en general, no está listo para un trabajo profesional, por bajos que esten los estándares. No es demasiado buen final para la etapa, y tampoco augura cosas buenas teniendo en cuenta que parte del equipo seguirá. No Recomendado (4)

Patrulla-X Nº18: Fin de la etapa de Claremont en la Patrulla-X, (aunque técnicamente parte del guión lo hace Bedard) al menos en la serie madre. Si es su final definitivo, o volverá por cuarta vez, es imposible saberlo. Pero dado que esta etapa ha estado marcada por repetición continua de los mismos personajes aburridos y repetición de esquemas (¡control mental! ¡nuevos personajes olvidables!), tampoco se le echará mucho de menos, pese a que en comparación con otras cosas en Marvel, a veces parecía hasta bueno y que jugaba bien con los demás autores. Su último número en la serie regular va de cerrar la historia de Jamie Braddock, que se ha salido de las vias bastante al final. El número final consiste en enfrentarse a una serie de personajes que acaban de aparecer y que no tienen personalidad ni nada remotamente interesante, y más bien poco que ver con la historia hasta ahora, que son derrotados bastante fácilmente para ser según la historia amenazas cósmicas terribles. Con los protagonistas aportando poco más que músculo, a ratos. Es un poco desastre, la verdad, y el dibujo mediocre de Cruz no ayuda. El final real, o quizá epílogo, viene en el anual. (Que viene numerado como nº1, pese a que esta serie llego al anual nº18, así que es técnicamente el volumen 2 de los anuales de la serie) Es la despedida de Claremont, y por extensión, de la Patrulla-X, a Tormenta, antes de que la envien a casarse arbitrariamente. La parte en la que intenta justificarse la boda sigue sin quedar convincente, entre otras cosas porque dejan claro porque es mala idea, no lo contrario. Pero al menos lo intentan. Como número dedicado a Ororo, no está mal, Claremont siempre la ha escrito bien, pese a que se quedó sin ideas nuevas para ella hace muchos años, y nos mete bien en el personaje, cerrando sus relaciones con otros personajes bien, pese a los excesos narrativos y simbólicos ocasionales. El argumento que lo envuelve, recuperando un villano del debacle del anterior Excalibur, es más olvidable, aunque al menos tiene cierta conexión con Tormenta que lo hace algo apropiado, aunque siga siendo aburrido. El dibujo de Henry no está mal, aunque hace a Tormenta demasiado enclenque. Una despedida a la altura de la etapa, me temo. Neutral (5)

Ultimate Spiderman Nº15: Comienza la Saga del Clon, que va a ser algo así como el gran final de temporada de la serie, coincidiendo con el nº100. Simplemente oir las palabras “saga del clon” es capaz de producir sudores frios en fans de Spiderman, y con razón: Trae recuerdos de una de las peores etapas de Spiderman. Y aunque probablemente Bendis y cia cuentan un poco con eso para llamar la atención, esto es más bien una versión de la saga del clon original de los 70, que tampoco era muy buena, pero al menos terminó pronto. La idea de Bendis con esta saga es, aparte de introducir clones, es hacer una gran saga, más larga de lo normal en él, y mucho menos estirada, donde no sólo pasan un montón de cosas por número, pasan cosas importantes, y hay al menos un momento o dos por número de “No puedo creer que haya hecho eso”. De momento, empieza normalmente, con el típico drama adolescente traido de números anteriores que parece que está claro por donde va a ir, y la presentación de otra nueva versión de un viejo villano (no sólo con mucho mejor aspecto, también probablemente más interesante, aunque con poco potencial de repetición)… y después se vuelve algo mucho más complicado. Muy buenos momentos aquí, misterios interesantes, y un par de buenos impactos. Si Bendis no pierde el rumbo, puede salirle una saga muy chula. El dibujo de Bagley es tan bueno como siempre. Y para hacer la gracia, el inutil de turno chafa uno de los misterios en la página de texto del final. Pero bueno, los lectores ya deberían haber escarmentado y haber dejado de leer la propaganda hace tiempo. Recomendado (8)

Wonder Woman Nº18: Aquí también continuan los crossovers con Crisis, pero aún no terminen. Este número doble no es más que una versión extendida de la gran batalla de Themyscira en Crisis Infinita. Como tal, está bastante bien, con suficiente ambientación épica, de guerra horrible con gran intensidad y peligro, y mucho drama, emociones altas y espadazos contra OMACs. Tiene todos los elementos que hacen buenas este tipo de historias. Incluido buen dibujo. Pero tienes que tener en cuenta que es la Cara B de una historia que leiste hace dos meses. Recomendado (8)

X-Men Nº18: Final de lo de Apocalipsis y también de la etapa Milligan, que también termina este mes para que ambas series puedan relanzarse en paralelo el mes que viene. La verdad es que, hasta donde van las historias de Apocalipsis, esta ha sido de las mejores. Milagrosamente, Milligan ha devuelto al personaje a sus raices, no sólo teniendole como un dogmático de la evolución con matices de personalidad (aunque algunos de ellos sean nuevos e intencionadamente ridículos, lo cual tampoco es malo) en vez de un megalómano sin más personalidad que querer destruir; se ha acordado de su motivación original bajo Simonson, de pensador niestzcheano que quiere mejorar la humanidad para desafiar a los mismos dioses (en este caso, los Celestiales, que son mencionados sorprendentemente en la historia de complemento final, que explica todo esto). Eso casi salva el final de la historia, donde su plan se acaba colapsando precisamente por sus obsesiones y porque queda claro que es bastante demente, pese a que suene racional sobre el papel. Bastante divertido en ese plan, aunque la traición de cierto personaje no tenga mucha explicación. Y la intrusión gratuita de los Mazentinelas Z, porque no se dan cuenta que presentar robots más grandes y feos no los hace más interesantes. Por último, toca un capítulo de epílogo, que cierra competentemente las tramas que se han ido viendo en la etapa, especialmente la de Pícara y compañía, que tiene bastante potencial. Lo malo es que el final de otros personajes les tiene asociandose con un personaje que ni se molestan en presentar, y que suena más a imposición editorial de continuará que otra cosa. Bonito dibujo de Larroca, pese a todo, ha mejorado mucho a lo largo de la serie, aunque el coloreado esta vez deja que desear. A decir verdad, Milligan ha estado muy lejos de sus buenas obras en esta serie, como suele ser en sus trabajos más convencionales, y ha tenido sus cagadas, sobre todo al principio, y no ha sido más que una serie de mutantes genérica más con horribles imposiciones editoriales, pero ha tenido algunas cosas buenas, que es más de lo que se puede decir de algunos de sus contemporaneos. Recomendado (7)

X-Men: El Fin Libro Tres: Hombres y Hombres-X Nº3: Y apropiadamente, este parece ser el canto del cisne de Claremont en la Patrulla-X, pese a que aún va a seguir escribiendo algunas series satélite. Y… la verdad es que es un desastre. Es decir, la idea de las miniseries de El Fin, es contar la última historia de la serie, donde se cierre no sólo a los personajes, sino toda la temática y argumento de la serie. En el caso de la Patrulla-X, es bastante obvio. Es la relación entre humanos y mutantes, todo el rollo de igualdad, aceptación y evolución. A ver, ¿logran ser aceptados o no? ¿Ganan los prejuicios o la tolerancia? ¿Se convierten o no en el siguiente paso de la evolución humana? ¿Qué pasa con el concepto de la Escuela y la Patrulla-X? Quiza también de Magneto o de alguno de los otros personajes principales. Lo que no haces es dedicar dieciocho puñeteros números a sacar varias docenas de personajes olvidados sólo para tenerles peleandose unos con otros, y desde luego no terminas en cinco números de una puñetera pelea en el espacio con personajes que ni tienen que ver con la idea de la serie, ni son interesantes. Es decir, buena parte del número es tener a la Patrulla-X, la mayoría de los cuales son cifras, enfrentandose a la Guardia Imperial y otros aliens que ni pintan nada, ni son interesantes, ni sirven para nada. Hay algún pequeño cierre de un par de subargumentos personales, pero son muy poca cosa, y teniendo en cuenta que incluyen cosas como recuperar a la puñetera Madelyne Pryor a estas alturas, no se puede decir mucho de ellos. Y el combate final es contra Cassandra Xavier y el Fenix. No es que no puedan ser conceptos apropiados para una última historia de la Patrulla-X (Morrison los uso precisamente así muy bien), pero no así, como malo genérico y aburrido, donde la gran batalla climática final es un montón de gente enfrentandose a una tipa calva en el traje de Fenix soltando espumarajos, como si eso fuera algo impresionante. Y por supuesto, se resuelve mediante los claremontismos de siempre. Lo único vagamente interesante de todo esto es el epílogo, donde se resuelve el subargumento de Pryde y las elecciones, que no sólo es lo único interesante de la miniserie, es lo único enteramente comprensible si no tienes un certificado en mutantología, y lo único que realmente tiene que ver con los temas de la serie. De por sí, está bien, es la manera de terminar, pero queda mal pegado como epílogo desconectado de una historia de acción absurda que no tiene nada que ver, y además la resolución sale de la nada sin haberse desarrollado lógicamente. Una miniserie dedicada a eso, centrandose en un conflicto relacionado y en unos pocos personajes (aunque hubiera decenas de cameos) habría estado muy bien. El dibujo de Chen es bastante feo, con algunos diseños bastante ridículos y algunos personajes irreconocibles. Una pena que esto sea la última palabra de Claremont al respecto de la serie que le hizo famoso, y que hizo famoso, que sólo representa sus últimos excesos. Si quieres ver un X-Men: El Fin bueno y apropiado, relee Dias del Futuro Pasado o Bienvenido al Mañana, según quieras ser pesimista u optimista. Evitar a toda costa (2)

Y eso es todo por esta semana. La semana que viene, Guerra Civil continua en Spiderman, 4F y Factor-X. El Club Fuego Infernal ataca en Astonishing. La masacre sigue en New X-Men. El Capitan America sigue en Londres. Daredevil se enfrenta al Castigador por partida doble. Los Eternos continuan buscandose a si mismos. Runaways tiene estrellas invitadas. Ultimate X-Men sigue con el dichoso Mago. Mientras, en DC, Montoya tiene una pregunta en 52, y si hay suerte, terminarán Crisis Infinita y la etapa de Superman/Batman. Nos vemos, con suerte.